Empresa

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, conocidos por sus siglas ODS, han ido cobrando importancia desde su aparición en a finales de 2015, no siendo el mundo de la empresa ajeno a su importancia.

La gestión responsable y sostenible se ha hecho hueco en las organizaciones, estando presente en la estrategia de empresas y corporaciones de todo tipo y sector.

Hemos tratado de mecanismos y herramientas que integran los ODS y que permiten desarrollar nuevos modelos de gestión, dando respuesta a los valores sostenibles, pero ¿qué pasaría si las empresas dejaran de lado los ODS y lo que significan?

Desde una perspectiva del mundo de los negocios, es importante entender las incidencias de los ODS mediante la revisión de 4 pilares fundamentales.

1 – Los riesgos de la inacción

Costes de la inacción

En primer lugar, las deficiencias del modelo económico actual se unen a la larga lista de problemáticas sociales y ambientales que frenan nuestras perspectivas de crecimiento para el futuro.

Estas problemáticas suponen un aumento de los costes empresariales y, a largo plazo, hacen del mundo un lugar menos viable para hacer negocios.

Riesgo regulatorio

Los ODS reflejan la dirección que tomarán las políticas en el futuro a nivel internacional, nacional y regional. Si no se integran de forma estratégica, esto podría conllevar un riesgo regulatorio a largo plazo.

Nuevas reglas en los mercados

Las empresas con visión de futuro están definiendo e implementando nuevos modelos de negocio disruptivos que amenazan con cambiar radicalmente los mercados.

Reducción de la licencia social para operar

El último informe global sobre confianza en las empresas de Edelmanmuestra un descenso de 2 dígitos en la credibilidad de los CEOs en un 80% de los países a lo largo del último año.

2 – Aprovechar las oportunidades

Nuevos mercados en auge

Existen enormes incentivos para las empresas capaces de ofrecer tecnologías y soluciones adaptadas a los ODS mediante modelos de negocio inclusivos y sostenibles. De hecho, estas oportunidades de mercado están valoradas en un mínimo de 12.000 millones de dólares anuales para 2030.

Los ODS como hoja de ruta para las políticas

Las empresas que se alinean con los ODS y consiguen transmitir claramente la manera en la que ayudan a los gobiernos a alcanzar los ODS, tienen más posibilidades de consolidar su licencia social para operar y diferenciarse de sus competidores.

Recuperación de la confianza

Al alinearse al lenguaje común y propósito compartido de los ODS, satisfacer las necesidades básicas y respetar los derechos humanos, las empresas podrán forjarse un contrato social nuevo y mejorado.

3 – Gobernanza y transparencia

Incidencia para la gobernanza corporativa

Aún queda mucho trabajo por hacer para traducir los ODS en el lenguaje de la gobernanza corporativa. Es fundamental que las empresas utilicen los principales sistemas de riesgos y control interno (como COSO o ISO, estándares para la gestión de riesgos empresariales) para reducir esta brecha.

Mediante la creación de indicadores de desempeño sólidos compatibles con los requisitos de transparencia financiera existentes, las empresas podrán difundir, discutir y comparar sus riesgos de manera clara y eficaz. Con el tiempo, esto hará que las empresas más sostenibles sean las de mayor éxito.

Valorización e integración de externalidades

La capacidad de las empresas de estimar el valor de los impactos ambientales y sociales de sus actividades, e integrarlas dentro de su estrategia y toma de decisiones, repercutirá en sus resultados y su reputación.

El análisis de escenarios, como el recomendado por el Grupo de trabajo sobre riesgos financieros relacionados con el clima (Task Force on Climate-related Financial Disclosures), ampliará la información sobre de los riesgos y oportunidades de la sostenibilidad.

Como consecuencia, esta integración de externalidades reforzará las conversaciones constructivas con gobiernos y otras partes interesadas sobre la evolución del rol de las empresas en la sociedad.

4 – La necesidad de colaborar

Enfoque sectorial

Ni la forma de actuar tradicional de las empresas, ni la innovación promovida por un grupo reducido de empresas pioneras hará posible la consecución de los ODS.

Además, es necesario que los sectores y las industrias tomen un nuevo rumbo. Esto está fuera del alcance de una sola empresa. La consecución de objetivos pasa por la colaboración de una masa crítica de empresas a nivel sectorial.

Enfoque sistémico

También será necesario recurrir a la cooperación intersectorial para avanzar hacia un cambio integral de los sistemas económicos.

Alianzas público – privadas

Finalmente, las alianzas público-privadas serán las llamadas a promover solucionespara agilizar la financiación necesaria para alcanzar los ODS.

Fuente: Ricardo Estévez / Eco Inteligencia,

Artículo de referencia: https://www.ecointeligencia.com/2018/09/ods-empresa/,