Circoolar nace para vestir de sostenibilidad a las empresas comprometidas en generar un cambio positivo en el planeta y las personas.

Las empresas cuentan ya con un nuevo aliado en la lucha contra el cambio climático. Nace Circoolar, Ethical Workwear, la primera compañía que produce y comercializa ropa laboral ecológica y residuo cero basándose en los pilares de la economía circular y social.

Su modelo de negocio innovador utiliza, por un lado, materia prima y tejidos 100% reciclados, regenerados u orgánicos; eco-diseña las prendas para garantizar su futura reciclabilidad en la industria textil; confecciona las prendas en talleres de inserción social y empoderamiento femenino; y garantiza el cero residuo gracias a su servicio de recogida de las prendas al final de su vida útil.

La start-up, nacida en Barcelona, plantea el cierre perfecto de la economía circular en el textil laboral. Se convierte de esta manera, en la primera empresa del sector de ropa laboral ecológica en España en garantizar la reciclabilidad de sus prendas al final de su vida útil.

Circoolar, una realidad global

La industria textil en su totalidad ha dado pasos importantes hacia el camino de la sostenibilidad y contribuir a la economía circular convirtiéndose en una prioridad. Principales marcas globales han apostado por demostrar mayor transparencia en su cadena de suministro, desarrollar tejidos más sostenibles y sentando las bases para gestionar sus residuos.

Según el estudio de McKinsey & Company “The state of Fashion 2020” la sostenibilidad es el mayor desafío al que se enfrentan las principales empresas del sector a nivel global, a la vez, es también su principal oportunidad de negocio y crecimiento. En concreto, en España, las marcas de moda sostenible representan más el 25% de facturación en el sector, algo más de 4.500 millones de euros en 2017, según la Asociación de Moda Sostenible de España.

El peso del B2B en el mercado de la moda

Según informes realizados por la WRAP* (The Waste and Resources Action Programme) del Reino Unido, se calcula que 1 de cada 3 empleados viste ropa laboral alcanzando la cifra de hasta 3,3 prendas por empleado.

Si extrapolamos estos datos al mercado laboral español, según el INE (Instituto Nacional de Estadística) un tercio de los 19,9 millones de personas activas en España, serían usuarios de vestimenta laboral, alcanzando la cifra de cerca de 22 millones de prendas al año.

Un dato significativo que pone de relieve el peso del mercado B2B en el sector de la moda y, por lo tanto, de su implicación y necesidad de actuar si queremos minimizar las consecuencias sociales y medioambientales que de este mercado se derivan.

Es más, según ese mismo informe, el 90% de la ropa corporativa se envía a vertederos. De hecho, los esfuerzos están centrados en el potencial del 87.5% de la ropa corporativa basada en poliéster para asegurarse segundas vidas y encontrar para ellas una salida más sostenible.

Según las conclusiones de este informe, a diferencia de la ropa de uso cotidiano, no existe un mercado de reutilización, sea por la presencia de logo corporativo, por las sensibilidades del uso de la propia marca o por razones de seguridad. Estamos hablando de un mercado, el de la ropa laboral, que puede hacer mucho por la sostenibilidad de nuestro planeta.

Circoolar, los pilares de la economía circular y social

La estrategia y procesos de Circoolar se basan en los principios de la economía circular que propone la Fundación Ellen MacArthur:

  1. Preservar y mejorar el capital natural: Circoolar pretende controlar las existencias finitas (stock, co-diseño con el cliente, política de zero waste propia y compartida). Asimismo, basándose en los principios de la ecología industrial y territorial intentando mantener al menos el 75% de la cadena de suministro en suelo europeo
  2. Optimizar el uso de los recursos: utilización de residuos plásticos y textiles para la fabricación de sus prendas (algodón regenerado, poliéster reciclado…) y el reciclaje del residuo textil (recogido al final de su vida útil y convertido nuevamente en hilo para la elaboración de nuevas prendas)
  3. Fomentar la eficacia del sistema: según grandes productores de poliéster reciclado, se calcula que su producción alcanza reducciones del 75% de emisiones de CO2, utiliza 86% menos de agua y 70% menos de energía

¿Quién ha hecho mi ropa? Talleres de inserción social y empoderamiento femenino

El acceso a prendas de muy bajo coste y con procesos de producción muy acotados, ha hecho que el consumidor no cuestione los orígenes de la prenda o cuáles han sido los factores determinantes para un precio tan bajo. De hecho, el sector está siendo cada vez más cuestionado por las condiciones laborales de los trabajadores.

Por ello, la mayoría de las prendas de Circoolar se confeccionan en talleres de inserción social y empoderamiento femenino, donde las personas que trabajan en dichos talleres están aseguradas, cuentan con asesoramiento profesional, construyen unas bases sólidas para ayudarles a reorientar su vida y generar así, más oportunidades para su futuro y el de sus familias.

En este sentido, Circoolar donará el 10% de sus beneficios a promover dichos talleres. Además del impacto social, gracias a la cercanía a estos talleres, denominados de KM0, contribuyen a reducir el impacto medioambiental ocasionado por el transporte.

Reducir impacto donde antes no era posible

Cada vez son más las empresas dedicadas a reducir el impacto medioambiental derivado de sus operaciones. Con Circoolar, las empresas pueden traducir ese impacto positivo con su ropa laboral.

Solo por citar un ejemplo de una empresa con aproximadamente 500 empleados que necesitan uniformidad (ropa básica laboral), la producción de 1650 prendas combinadas con poliéster reciclado y algodón orgánico o regenerado Circoolar, se traducirían en:

  • 1430 botellas de PET de 50ml que no fueron enviadas al mar ni fueron incineradas
  • Ahorro en la huella de carbono (24%) y agua (52.3%) gracias a la utilización de algodón orgánico
  • Residuo cero post-consumo, gracias a la recogida de las prendas al final de su vida útil y así garantizar una segunda vida (nuevas prendas, textil para el hogar, rellenos de cojines, etc.)
  • Impacto social positivo en 20 personas de los talleres de inserción social de KM0

Acerca de Circoolar

Circoolar es una clara apuesta por la economía circular y social en el sector de la moda corporativa: soluciones textiles eco-friendly, cero residuos y de impacto social por confeccionar las prendas en talleres de inserción social. El 10% de sus beneficios irán destinados a promover dichos talleres.

Circoolar buscará posicionarse como un proveedor referente B2B de la moda corporativa para empresas con sólidos compromisos de sostenibilidad, ayudándolas a minimizar el impacto medioambiental provocado por dos de los residuos más contaminantes, el plástico y el textil, a la vez que empodera a las personas.

Fuente: www.circoolar.es,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de