El fabricante francés Michelin ha lanzado al mercado, desde el mes de enero, las primeras unidades de un nuevo neumático verde, denominado Energy Saver, cuyo lanzamiento mundial se realizará durante el primer semestre de este año. Es un tipo de rueda de diversas dimensiones que ya está siendo producido (los primeros stock) en las dos únicas líneas de fabricación que la multinacional ha instalado hasta el momento, una de ellas en la capital alavesa.

El grupo ha elegido las instalaciones de una de las factorías de mayor tamaño del grupo en todo el mundo, con más de 3.500 operarios en Vitoria y donde se han tenido que realizar ajustes en parte de la maquinaria, para llevar a cabo los primeros stock y producir parte de la gama. Se trata de la cuarta generación de neumáticos verdes que produce Michelin para mejorar el rendimiento en frenadas sobre suelo mojado y recortar el consumo de combustible, con la consiguiente disminución de las emisiones de CO2, una de las prioridades del departamento de investigación de Michelin.

Una vez que se realice la presentación y el lanzamiento oficial a nivel estatal en Madrid, el próximo 21 de mayo, se iniciará la producción a ritmo normal y como sucede con otras gamas, el neumático Energy Saver podrá fabricarse en todos los centros de producción del grupo a nivel europeo.

el 40 por ciento de la producción Este neumático es el fruto de una inversión de más de 30 millones de euros en investigación y desarrollo (I+D+i), con una previsión de ventas de 100 millones de unidades entre los años 2008 y 2011. El grupo estima que teniendo en cuenta únicamente el neumático de turismo, el Energy Saver copará en torno al 40 por ciento de la producción total.

Entre las características de esta rueda, cabe destacar que durante los tests de frenado y las pruebas comparativas realizadas por TÜV SÜD Automotive (organismo alemán que se encarga de inspección, pruebas, peritaje técnico y certificación), los resultados revelan que Michelin Energy Saver frena en mojado (en una situación de adherencia precaria) en torno a tres metros menos de distancia (prueba de frenado para pasar de 80 km/h a unos 20 km/h). Esto significa que es capaz de recortar en alrededor de un 10 por ciento la distancia necesaria para la detención total del coche desde una velocidad de 80 km/h.

En cuanto a la reducción del consumo de carburante, el nuevo neumático de Michelin permite un ahorro de combustible de 0,2 litros por cada 100 kilómetros en un turismo de tamaño medio, con la consiguiente reducción de cuatro gramos de CO2 por cada kilómetro no emitidos a la atmósfera. Éste es el resultado de una resistencia a la rodadura de casi un 20 inferior al de sus competidores.

un año más de duración Este ahorro económico y ecológico de carburante se traduce en un neumático ahorrado durante la vida útil de cuatro unidades gracias al ahorro de carburante y a que ofrece un año más de duración (un 40 por ciento más que la media de sus competidores).

Es un tipo de rueda que se dirige principalmente a vehículos urbanos, monovolúmenes y berlinas pequeñas y medianas, esto es, desde un Renault Twingo hasta un Mercedes Clase C. Michelin, una marca generalista, va a dirigir el modelo Energy Saver al 40 por ciento de los clientes de turismo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de