En este sentido, serán prioritarias las medidas destinadas a la conservación, defensa y restauración del medio natural; el apoyo a la pequeña y mediana empresa industrial; la promoción de la calidad industrial; y el fomento del uso de las energías renovables y del ahorro y la eficiencia energética.

Obras de protección y mejora en el monte

La mayor parte de las actuaciones previstas en el medio natural son obras de protección y mejora en el monte y de lucha contra los incendios forestales, para las que se ha consignado una partida económica de 76,3 millones de euros. Se trata de labores de restauración, densificación y regeneración natural de la cubierta vegetal y aumento de la masa forestal, en aras a evitar la erosión, desertificación y los incendios, entre otras obras.

Con ello, se persigue el doble objetivo de fomentar al mismo tiempo la generación de empleo y la diversificación de la actividad económica en las zonas rurales, donde se prevé la creación de 445.000 jornales durante el próximo ejercicio.

En 2011 habrá más infraestructuras y mejores equipamientos en los espacios naturales protegidos. El acondicionamiento de senderos, miradores y otros elementos interpretativos, y la mejora de los centros de uso público, son algunas de estas actuaciones.

Asimismo, continuarán las obras de modificación de tendidos eléctricos peligrosos con objeto de proteger a las aves frente al riesgo de electrocución y colisión, y las de restauración y mejora de hábitats de especies protegidas.

Se prevé la ampliación y mejora del Centro de Recuperación de Fauna y el Parque Nacional de Monfragüe dispondrá de una dotación de 1 millón de euros, destinado a favorecer el desarrollo sostenible de los 14 municipios incluidos en su área de influencia.

Por otra parte, al control y mejora de la calidad ambiental y la conservación y mejora de los hábitats y especies del medio natural se destinan 24 millones de euros, de los que se verán beneficiados los 318 municipios extremeños incluidos en la Red Natura 2000.

El departamento de Industria, Energía y Medio Ambiente ha previsto además una partida de 6 millones de euros a la gestión integral de residuos domésticos e industriales y a la rehabilitación de zonas industriales y terrenos contaminados.

Política energética

En el área Industrial y de Política Energética, se mantienen las partidas económicas para la realización de obras de infraestructuras eléctricas, con una inversión total de casi 15,1 millones de euros, de los que 8,7 millones se destinan a la mejora de la calidad del suministro eléctrico y 6,4 millones de euros para obras de electrificación municipal, de las que se beneficiarán 50 municipios de la región.

Por otra parte, los presupuestos de la Consejería contemplan una partida de 7,7 millones de euros consignados al fomento de las energías renovables y al ahorro y eficiencia energética, con el fin de alcanzar los objetivos previstos por el Gobierno regional en la lucha contra el cambio climático y en su apuesta por un modelo energético más diversificado, equilibrado y seguro.

La mayor parte de este presupuesto se destinará a la concesión de subvenciones dirigidas a la obtención de un ahorro energético mediante la instalación y sustitución de equipos consumidores de energía por otros más eficientes y, por lo tanto, menos contaminantes desde el punto de vista energético.

En energías renovables, se subvencionarán alrededor de 350 instalaciones, fundamentalmente para el aprovechamiento de la energía solar térmica y solar fotovoltaica para autoconsumo, y para el aprovechamiento de la energía geotérmica y de la biomasa con fines térmicos.

Finalmente, en el marco del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, dotado con 6,7 millones de euros, el Plan Renove de Electrodomésticos mantiene la línea de ayudas para la renovación de equipos de aire acondicionado domésticos y, como novedad, en 2011 se pondrá en marcha un Plan Renove de Ventanas en el marco de la mejora de la eficiencia térmica de los edificios existentes.

Asimismo, cabe destacar el apoyo de la Consejería de industria, Energía y Medio Ambiente a las empresas del sector energético para sumarse a la iniciativa puesta en marcha por el Gobierno español con el Plan 2000 ESE (Empresas de Servicios Energéticos), para el ahorro y eficiencia energética de los edificios públicos.

Se trata de una de las medidas más importantes de todas las que las que se han puesto en marcha en el ámbito de la lucha contra el cambio climático y de la reducción y eficiencia en el consumo eléctrico. El Plan articula un conjunto de medidas para reducir al menos en un 20% el consumo de energía en los edificios destinatarios; esto es, 2.000 centros públicos que se identificarán y que se convertirán en proyectos de eficiencia energética; 1.000 pertenecientes a la Administración Autonómica y Local y los otros 1.000 a la Administración General del Estado.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de