De los trabajos de este coloquio saldrá un documento para entregar a las Naciones Unidas y que servirá de base para Río + 20, que tendrá lugar el próximo Junio de 2012 en Río de Janeiro.

Amalio de Marichalar, conde de Ripalda, presidente do Foro Soria 21 e impulsor del Foro Mundial Lisboa 21, justificó la elección de Portugal para la realización de esta 10ª edición por “la imagen internacional que tiene el país a nivel de avances en innovación, sobre todo por lo que respecta a las energías renovables” y también por las "raíces históricas y culturales, así como por su tradición".

De acuerdo con Manuel Braga da Cruz, Rector de la Universidad Católica Portuguesa, entidad organizadora, "la sostenibilidad es esencial para el crecimiento, debiendo movilizar a todas las partes interesadas para crear una nueva cultura del desarrollo sostenible". Abordando el ámbito cultural, Pedro Rebelo de Sousa, presidente del Instituto Portugués de Gobierno Corporativo, otro de los organizadores, explica que "podemos crear y aplicar muchas medidas, pero el comportamiento no se cambia por decreto, es necesario cambiar la actitud cultural". Para Amalio de Marichalar, este foro desea agregar al desarrollo económico, a la cohesión social y a la protección del medio ambiente: "la cultura como el cuarto pilar de la sostenibilidad."

Carlos Fernández-Jáuregui, director de Water Assessment and Advisory Global Network (WASA-GN), destacó la importancia del agua como "una fuente de cooperación y no de conflicto", enfatizando que "Portugal y España son los únicos países que no son sede una agencia de las Naciones Unidas. " El asesor científico del Foro también sostiene que "debe ser creada una Agencia del Agua única en el ámbito de las Naciones Unidas y que su sede debe estar en la Península Ibérica".

Jáuregui desmitificó la escasez de agua en el mundo, explicando que, lo que hay, es escasez de infraestructuras y proyectos mal aplicados. Según el director de WASA-GN, también la Universidad debería ser revisada por ser “una herramienta del siglo XVIII, utilizada para resolver los problemas del siglo XXI", afirmando que "los temas referentes al agua se tratan sólo en los cursos de ingeniería y, como el agua afecta a todas las áreas del conocimiento, debería haber una Universidad del Agua, así como un Ministerio del Agua".

El foro, que cuenta con el alto patrocinio da Presidencia da República y de Janez Potocnik, Comisario Europeo para el Medio Ambiente, abordará temas como "La cultura como base del desarrollo sostenible de los recursos hídricos y la energía", "La importancia de la comunicación en la discusión de recursos hídricos y energéticos a nivel mundial "o" Los desafíos energéticos en los países desarrollados y emergentes".

El programa está repleto de oradores especialistas y se esperan ponencias y debates críticos, porque tal como se mencionó en el Informe Brundtland, el desarrollo sostenible "busca satisfacer las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras, permitiendo que las personas, ahora y en el futuro, alcancen un nivel satisfactorio de desarrollo social y económico y de realización humana y cultural, haciendo al mismo tiempo, un uso razonable de los recursos de la tierra y preservando las especies y los hábitats naturales".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de