El fin de cualquier empresa debe ser la sostenibilidad

 

Nuestro mundo está cambiando muy rápidamente. Antes de 2050 más de 2.500 millones de personas vivirán en ciudades y solo con el crecimiento de la industrialización, la demanda de energía subirá un 33%. Urbanización e industrialización son factores de progreso, que van a ayudar a millones de personas a salir de la pobreza. Pero, no nos engañemos, deberemos ser capaces de crear nuevos modelos de desarrollo. No podemos seguir consumiendo tanta energía ni generando tanto CO2 como en el pasado. La sostenibilidad está en el núcleo central de lo que define a Schneider Electric, del valor añadido que ofrecemos a nuestros clientes, inversores y empleados.

Necesitas seguir unos indicadores y crearte un dashboard

Lo necesitas. Necesitas saber de qué punto partías, dónde quieres llegar y dónde estás, y además debes comprometerte públicamente a compartir esta información.

En 2005, a falta de estándares que seguir, creamos el Planet & Society Barometer que todavía hoy reportamos trimestralmente junto con nuestros resultados financieros. Se basa en tres pilares: sostenibilidad del planeta, sostenibilidad social y negocio sostenible. Mide los 16 indicadores que nos hemos fijado para contribuir como empresa a la llamada a la acción de Naciones Unidas para acabar con la pobreza, proteger el planeta y lograr que la gente viva en paz y prosperidad con el horizonte puesto en un cada vez más cercano 2030.

Asimismo, nos hemos comprometido a conseguir unos objetivos muy agresivos dentro de los Science Base targets para el 2035 que se basan en dos pilares en una agresiva estrategia en renovables y en nuestro programa de gestión de la energía.

Programa Mundial Gestión de la Energía

En el año 2004 creamos nuestro Programa de energía “Energy Action Plan”, un programa enfocado a reducir el consumo energético y la huella de carbono, en nuestras instalaciones, haciendo uso de nuestras propias soluciones y servicios. Gracias a este programa hemos conseguido unos ahorros energéticos del mas de 20% (en Norte América de un 41%), hemos conseguido certificar 129 emplazamientos en ISO50001 a nivel mundial, la implementación de un exitoso programa global de “Change Management” y la definición de unos requerimientos mínimos para que los nuevos edificios sean lo más eficientes posibles.

Sostenibilidad y Ética van de la mano

La ética es intrínseca a nuestra cultura corporativa y en nuestras políticas y protocolos internos, y cada vez son más y más los clientes que buscan compañías con unos altos estándares éticos. Queremos empleados responsables quienes, a su vez, sitúan la ética en el centro de nuestra relación con clientes, proveedores y colaboradores/socios. Si hay un reconocimiento del que me siento especialmente orgullosa, es precisamente de este, los últimos 7 años Ethisphere nos ha incluido entre las empresas más éticas del mundo.

Una misión que da sentido a tu trabajo: cerrar la brecha energética

¿Sabes que en el mundo hay 1.200 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad? Si el número te ha parecido enorme, súmale los 1.000 millones más que solo pueden acceder de forma poco segura y fiable -por ejemplo, esos hospitales que solo tienen electricidad unas pocas horas y el resto funciona con generador o peor, se queda totalmente a oscuras.

Dicen que el talento necesita saber que su trabajo contribuye a algo más que a engrosar una cuenta de resultados. Nuestro talento tiene un reto crítico sobre la mesa, contribuir con su trabajo a cerrar la brecha energética. Una brecha que también está presente en economías más maduras como en España, en forma de pobreza energética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de