En el mundo del deporte, las pistas del circuito de Jerez iban a ser el escenario de un acontecimiento histórico: la Copa del Mundo FIM Enel MotoE, un novedoso campeonato desarrollado con motores eléctricos.

Pero el accidental incendio de una de ellas mientras cargaba la batería, y que ha provocado la destrucción de 23 vehículos, obligará a retrasar la prueba al menos hasta junio, cuando se espera podrá celebrarse en Sachsenring, Alemania.

Habrá retraso pero no cancelación de esta iniciativa de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y Mundial de MotoGP y Dorna Sports, empresa gestora de la competición, y se disputará al menos durante tres temporadas.

Esta modalidad libre de emisiones está diseñada al estilo del Mundial de Fórmula E de automovilismo. El patrocinador principal es Enel, empresa de desarrollo de tecnologías de generación de energía renovable, que también es socio de energía sostenible de MotoGP.

Esta apuesta por los motores eléctricos, en la senda de la movilidad del futuro, está presente en otros campeonatos, como el FIA WEC de Resistencia. En su normativa introdujo en 2014 la promoción de coches eficientes para reducir el consumo.

El mítico Rally Dakar fue testigo de otro hito en la edición de 2017. El Acciona 100% EcoPowered pasó a la historia como el primer automóvil eléctrico y cero emisiones que consiguió terminar la carrera.

Primer estadio reutilizable

El fútbol también se apunta a la sostenibilidad. El próximo Mundial, que tendrá lugar en Qatar, en el año 2022, contará con el primer estadio desmontable, transportable y reutilizable del planeta que, además, está diseñado por el estudio español Fenwick Iribarren Architects.

El estadio, que se llamará Ras Abu Aboud, podrá albergar a 40.000 espectadores y ocupará 120.500 metros cuadrados. Su estructura está basada en contenedores (similares a los bloques de un lego) que pueden montarse y desmontarse fácilmente según se desee.

Finalizado el Mundial podrá desmontarse por bloques o piezas y trasladarse a otra ciudad para el siguiente Mundial, ayudando a que sea más viable a nivel de sostenibilidad y finanzas para otros países.

Mark Fenwick asegura que «estamos muy orgullosos de que nuestro estadio sea el primero de la historia transportable reutilizable».

Y añade: «Estamos seguros de que este concepto innovador y sostenible servirá de inspiración para otros arquitectos de todo el mundo. Y que permitirá crear lugares estéticamente agradables que sirvan como un legado para futuros proyectos».

Mundial de Rusia

La FIFA, que rige los destinos del fútbol, ha impuesto una llamada normativa verde que tuvo sus primeros brotes en el Mundial disputado en Rusia el pasado año.

Infraestructuras e instalaciones fueron levantadas atendiendo a criterios de construcción sostenible. El objetivo es reducir el impacto sobre el medio ambiente con la reducción del uso del agua y energía. En algunos casos reformaron algún estadio, pero también construyeron otros de cero.

El Luzhniki, en Moscú donde se celebró la final entre Francia y Croacia, experimentó una mejora notable antes del Mundial con la instalación de modernos sistemas de ventilación y calefacción que ahorran energía. El uso de iluminación LED reduce un 70% de gasto en electricidad y la tecnología limita el consumo de agua.

Es la tendencia en el deporte rey: uso de materiales sostenibles, utilización de tecnologías y sistemas de ingeniería y construcción eficientes y el empleo de técnicas para la recogida de residuos y su reutilización y reciclaje.

En España, los nuevos estadios, el Wanda Metropolitano (Atlético de Madrid) o el San Mamés (Athletic de Bilbao) han preferido alinearse con el futuro en vez de remodelar estructuras antiguas.

Fuente: D.Moreno / ABC,

Artículo de referencia: https://www.abc.es/natural/vivirenverde/abci-deporte-pone-sostenible-201903251316_noticia.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de