El alto representante de la ONU ha manifestado su intención de colaborar con la Junta de Castilla y León en la organización de los Premios de Edificación Sostenible que el Gobierno de Castilla y León convoca bienalmente en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León. Para Arab Hoballah, se trata de una iniciativa que "permite divulgar una nueva cultura basada en el respeto al medio ambiente y un buen ejemplo para favorecer las prácticas de desarrollo sostenible en la construcción".
 
Por su parte, el consejero de Fomento, Antonio Silván, ha destacado la importante labor de Naciones Unidades y en particular del Programa de Medio Ambiente, como "correa de transmisión para canalizar la información e incorporar las nuevas experiencias que impulsen la edificación sostenible como eje prioritario de cualquier estrategia de actuación en el ámbito de la construcción". Para el consejero de Fomento, es "una satisfacción poder colaborar con Naciones Unidas en el objetivo común de encaminar nuestra forma de construir en un modelo global que permita resultados conjuntos a nivel mundial en el campo de la sostenibilidad".
 
El Premio de Edificación Sostenible, de carácter bienal, es una iniciativa de la Junta de Castilla y León y tiene como principal objetivo impulsar la incorporación de los criterios y aspectos medioambientales al diseño y construcción de edificios respetuosos con el desarrollo sostenible y el medio ambiente.
 
La Inspección Técnica de Edificios

Por otra parte, el consejero de Fomento ha trasladado al director general del Departamento de Producción y Consumo Sostenible de la ONU, Arab Hoballah, las diversas iniciativas que se están desarrollando en Castilla y León para contribuir al desarrollo sostenible.
 
Como ejemplo, la Inspección Técnica de Edificios es obligatoria para los propietarios de edificios de más de cuarenta años y en municipios de más de 20.000 habitantes y aquellos que sin alcanzar esa población disponen de Plan General de Ordenación Urbana. La Inspección es una garantía para el propietario pues garantiza la habitabilidad, las condiciones de uso, la conservación y mantenimiento en condiciones adecuadas de seguridad y salubridad. Además, ahorra costes posteriores favorece la eco-sostenibilidad de las construcciones. Además, la rehabilitación y la inspección técnica de edificios constituyen elementos fundamentales para la generación de empleo en nuestra Comunidad, más aún en estos tiempos de crisis económica en el sector de la construcción.
 
Por todo ello, la Consejería de Fomento va a crear una nueva línea de ayudas dirigida a los propietarios de viviendas que lleven a cabo la Inspección Técnica de Edificios que puede alcanzar hasta el 30% del coste de dicha inspección. El objetivo de esta medida es incentivar el mantenimiento en buenas condiciones de uso y habitabilidad de los edificios. De esta forma, la Consejería de Fomento financiará el coste de la inspección técnica realizada por un profesional hasta el 30% del total del importe de la inspección.
 
Incentivos Fiscales

Además, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Hacienda, ha puesto en marcha un incentivo fiscal asociado a la inspección de edificios que bonifica las obras en inmuebles de más de treinta años de antigüedad para garantizar su conservación antes de la revisión obligatoria a partir de los cuarenta años. La deducción en el IRPF asciende al 15% de la cantidad abonada a la empresa que efectúe el trabajo con un máximo de 10.000 euros por ciudadano.
 
Ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas 

La Consejería de Fomento ha realizado un importante esfuerzo en la rehabilitación de edificios y viviendas mediante ayudas a las comunidades de propietarios, a propietarios y a arrendatarios con ingresos familiares de hasta 6,5 veces el salario mínimo que destinen sus viviendas a residencia habitual y permanente.
 
Entre las actuaciones protegidas por esta línea de ayudas cabe señalar las mejoras en la eficiencia energética, la higiene, la salud y la protección del medio ambiente en los edificios y viviendas así como el uso de energías renovables. También se han financiado actuaciones de seguridad y la mejora de accesibilidad a los edificios y viviendas.
 
Como condiciones para acceder a este tipo de ayudas al menos el 25% del presupuesto debe estar destinado al uso de energías renovables, la mejora de la eficiencia energética, la higiene, la salud y protección del medio ambiente y la accesibilidad del edificio, y no estar en áreas de rehabilitación.

Impulso al mantenimiento y conservación de 14.500 viviendas
 
Otra de las iniciativas que está impulsando la Consejería de Fomento en colaboración con otras administraciones y particulares propietarios es el desarrollo de las Áreas de Rehabilitación que tienen como principal objetivo recuperar barrios y conjuntos de viviendas mediante actuaciones integrales de acondicionamiento de edificios y viviendas y de entornos urbanos. Las intervenciones se realizan tanto en cascos históricos como en barrios degradados periféricos, y en ciudades o en municipios de ámbito rural.
 
En los últimos años se han puesto en marcha un total de 58 áreas de rehabilitación que suponen el acondicionamiento de más de 14.500 viviendas y una inversión global de 342 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de