Contribuir a la recuperación económica y a la creación de empleo, fomentar el desarrollo rural y mejorar la protección del medio natural han sido  los objetivos que han marcado la elaboración del presupuesto del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente para 2012. Con un montante de 853,5 millones de euros (un 1,12% menos que en el actual ejercicio), lo que representa el 16,02% del presupuesto global del Gobierno de Aragón, las cuentas de este Departamento se distinguen, también,  por la contención del gasto, el realismo y la adecuación al momento económico actual.

Roberto Bermúdez de Castro insistió en que el proyecto presupuestario del Departamento es el que menos baja de todos los departamentos del Gobierno de Aragón, un comportamiento que todavía adquiere más importancia si lo comparamos con las bajas que tanto Agricultura como Medio Ambiente experimentaros en los últimos ejercicios de la anterior legislatura.

En torno al empleo, Bermúdez de Castro indicó que “los sueldos de los cargos directivos de SIRASA y SODEMASA se van a negociar a la baja. Pero los trabajadores no deben temer porque vamos a mantener los puestos de trabajo”.

“Estos son los mejores presupuestos que hemos podido hacer en las actuales condiciones. Si las enmiendas los mejoran, yo las apoyaré”, manifestó el consejero.

 Para alcanzar estos objetivos, el proyecto presupuestario se articula sobre seis grandes ejes de actuación:

  • El apoyo a las rentas de los productores agrarios.
  • El  desarrollo rural.
  • La mejora de la cadena agroalimentaria.
  • La protección y mejora del medio ambiente.
  • La planificación, gestión y conservación del patrimonio forestal.
  • La conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible.

De forma horizontal, y en toda su estructura, el Departamento ha hecho un importante esfuerzo para mantener las partidas cofinanciadas, bien con fondos del Gobierno Central bien con los procedentes de fondos comunitarios y, de esta forma, compensar la disminución de los fondos propios y mantener el efecto multiplicador de los propios recursos.

Al igual que en el conjunto del Gobierno, se ha propiciado también una amplia labor de reducción de cargos y una redefinición de cometidos y de tareas que, a partir de ahora, van a ser asumidas por personal del Departamento, todo ello encaminado a la racionalidad ejecutiva y a la reducción de costes.

El consejero insistió en que “el Plan de Desarrollo Sostenible es fundamental para el mundo rural y agrario, con obras muy importantes para los ayuntamientos. Está bloqueado desde el pasado 5 de mayo pero si por mi fuera ojalá estuviera firmado mañana”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de