Los coronavirus detectados en un pequeño número de pangolines que fueron introducidos de contrabando en China están estrechamente relacionados con el coronavirus SARS-CoV-2 ha puesto de manifiesto un artículo titulado Identifying SARS-CoV-2 related coronaviruses in Malayan pangolins publicado en la revista Nature.

El grado de similitud no es suficiente para sugerir que los pangolines son los huéspedes intermedios que se involucran directamente en el brote actual de SARS-CoV-2.

Sin embargo, los hallazgos sugieren que los pangolines son un huésped secundario de virus de tipo coronavirus y que su venta en los mercados de vida silvestre debería estar estrictamente prohibida para minimizar el riesgo de transmisión futura en los humanos.

Aunque la evidencia sugiere que los murciélagos pueden ser un probable reservorio del SARS-CoV-2, la identidad de los animales hospedadores intermedios que podrían facilitar la transferencia del virus que provoca la enfermedad del Covid-19 a los humanos se desconoce.

La hipótesis de la procedencia de un mercado de productos del mar que se vinculan a los primeros casos del reciente brote de la enfermedad respiratoria, se eliminó poco después de que comenzara el brote, lo que impide la búsqueda de la especie animal que es la fuente primigenia del coronavirus.

Un posible huésped son los pangolines, que son los mamíferos más comúnmente traficados ilegalmente y se usan tanto de alimento como en medicina tradicional.

Pangolines

Yi Guan de la Universidad de Hong Kong y sus colegas analizaron las muestras tomadas de 18 pangolines procedentes de Malasia en operaciones contra el contrabando en el sur de China entre agosto de 2017 y enero de 2018. Detectaron coronavirus que se relacionan con el SARS-CoV-2 en 5 de estos animales.

Además, detectaron coronavirus similares en 3 de 12 ejemplares adicionales en una segunda provincia en 2018 y en otro de una tercera provincia de la que tienen una muestra de 2019.

Los virus aislados de estas muestras tienen una similitud de secuencia genética de entre aproximadamente el 85% y el 92% al SARS-CoV-2. Además, otro de los virus identificados muestra una gran similitud en la secuencia del dominio de unión al receptor, una región que codifica la región del virus que facilita la entrada en las células huésped.

Sin embargo, todos los coronavirus de pangolín identificados hasta la fecha carecen de una alteración específica en sus secuencias que se observa en el SARS-CoV-2 humano, lo que pone en duda su papel en la transmisión del nuevo coronavirus en humanos.

Los pangolines son los únicos mamíferos distintos de los murciélagos que, hasta la fecha, se sabe que sufren un coronavirus que se relaciona con el SARS-CoV-2. Estos hallazgos resaltan un papel potencialmente importante para los pangolines en la ecología de los coronavirus, pero no implican directamente a estos mamíferos en la transmisión del SARS-CoV-2 a los humanos.

Los autores proponen que el manejo de estos animales requiere precaución y sugieren que se necesita un mayor control de los pangolines para comprender su papel en la aparición de coronavirus con el potencial de infectar a los humanos.

Fuente: Héctor Rodríguez / National Geographic,

Artículo de referencia: https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/pangolines-pueden-portar-diversos-coronavirus-relacionados-sars-cov-2_15368,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de