PIXABAY

La Tierra se está oscureciendo. O dicho de otra forma, la cantidad de luz solar que nuestro planeta refleja hacia el espacio ha disminuido de forma considerable durante las dos últimas décadas, algo que podría tener graves consecuencias en el clima global.

Esta es la sorprendente conclusión de un estudio recién publicado en ‘Geophysical Research Letters’ por un equipo de investigadores del Big Bear Solar Observatory, en California, la Universidad de Nueva York, el Instituto de Astrofísica de Canarias y la Universidad de La Laguna.

La Tierra

Los científicos obtuvieron estos datos midiendo el tenue resplandor, causado por el brillo de la Tierra, que se puede observar en las zonas oscuras de la Luna creciente.

«La reflectancia de la Tierra -escriben los investigadores- es un parámetro climático fundamental que hemos medido desde el Observatorio Solar Big Bear entre 1998 y 2017 observando la luz de la Tierra con técnicas fotométricas modernas para determinar con precisión los cambios diarios, mensuales, estacionales, anuales y decenales en el albedo terrestre. Medimos un declive gradual, pero climatológicamente significativo de 0,5 watios por metro cuadrado en el albedo global durante las dos décadas de datos. No encontramos correlación entre los cambios en el albedo terrestre y las medidas de actividad solar».

Los investigadores, sin embargo, tienen aún datos suficientes para determinar si el oscurecimiento detectado es un problema pasajero o si, por el contrario, se trata de una tendencia duradera y capaz de afectar gravemente al clima del planeta.

Como media, la Tierra refleja alrededor del 30% de la luz solar que recibe. Pero entre 1988 y 2017, explica Philiip Goode, primer firmante del estudio, esa reflectancia ha disminuido en cerca de un 0,5%.

La mayor parte de la disminución, además, se produjo durante los últimos tres años del periodo analizado. Según el estudio, la caída de la reflectancia se debe al aumento de temperatura a lo largo de las costas del Pacífico tanto en América del Norte como del Sur, que redujeron el volumen de nubes de baja altitud y dejaron expuesto al océano, mucho más oscuro y menos reflectante.

Mayor calentamiento

A esto se suma además el hecho de que el progresivo declive de los hielos polares durante las últimas décadas hace que la Tierra esté absorbiendo calor adicional, que tiene a su vez el efecto de calentar los océanos y de derretir más hielo, un círculo vicioso que se retroalimenta y que lleva a un calentamiento cada vez mayor.

En conjunto, Goode y sus colegas estiman que la disminución de la reflectancia de la Tierra entre 1998 a 2017 significa que cada metro cuadrado de la superficie terrestre está absorbiendo, en promedio, 0,5 vatios adicionales de energía.

A modo de comparación, los investigadores señalan en su estudio que los gases de efecto invernadero y otras actividades humanas durante el mismo período incrementaron la entrada de energía a la Tierra en unos 0,6 vatios por metro cuadrado. Es decir, que la disminución de la reflectancia de la Tierra durante ese mismo período de 20 años casi duplicó la tasa de calentamiento.

Fuente: ABC,

Artículo de referencia: https://www.abc.es/ciencia/abci-tierra-oscurecido-ultimos-20-anos-202110190120_noticia.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de