WIKIMEDIA COMMONS

Un alga y un ser humano pueden parecer no tener demasiado en común. Sin embargo, hace cientos de millones de años, una explosión de diferentes tipos de algas fue el punto de partida a la evolución de cada especie animal, incluidos nosotros mismos.

Es por ello que en las algas puede estar la clave de cómo surgieron nuestras características, incluidos los aparatos sexuales, claves para la supervivencia de la vida. Ahora, un nuevo e increíble descubrimiento por parte de investigadores japoneses de, precisamente, un alga con tres sexos, podría reescribir lo que sabemos de la reproducción y de cómo evolucionaron nuestros órganos. Los resultados se acaban de publicar en la revista Evolution‘.

Llamada Pleodorina starrii, esta alga verde posee tres tipos de sexo diferente: masculinofemenino y un tercero que los investigadores han llamado ‘bisexual‘, y que tiene células reproductoras masculinas y femeninas a la vez, pudiendo generar colonias de sexo femenino, masculino o bisexual. Esta es la primera vez que se descubre una especie de alga de tres sexos.

«Parece muy poco común encontrar una especie con tres sexos, pero en la naturaleza es posible que no sea tan raro», afirma el biólogo Hisayoshi Nozaki de la Universidad de Tokio y uno de los autores del estudio.

Las extrañas algas

Las algas son un grupo muy extenso pero difícil de clasificar: no son plantas, ya que carecen de muchas características vegetales; no son bacterias (a pesar de que las cianobacterias a veces se denominan algas verdiazules); y tampoco son hongos. Los científicos las suelen resumir como una gran colección de diferentes criaturas eucariotas que usan la fotosíntesis para obtener energía. Pero aquí se engloban desde especies de algas gigantes multicelulares a pequeños dinoflagelados unicelulares.

Debido a que las algas son un grupo tan grande y diverso, sus formas de reproducción también son variadas; sin embargo, generalmente, lo hacen de forma asexual (clonándose a sí mismas) o sexualmente (con una pareja), dependiendo de la etapa del ciclo de vida en la que se encuentren.

Así, presentan células haploides (con un solo conjunto de cromosomas) o diploides (con dos conjuntos de cromosomas). También existen algas hermafroditas, que pueden cambiar de una a otra forma. Pero el alga P. starrii es diferente: la forma bisexual de esta alga haploide tiene células reproductoras masculinas y femeninas. El equipo lo describe como un «nuevo sistema de apareamiento haploide» completamente exclusivo de las algas.

La especie Pleodorina starrii

P. starrii forma 32 o 64 colonias vegetativas de células del mismo sexo y tiene células sexuales pequeñas móviles (masculinas, como los espermatazoides humanos) y grandes células sexuales inmóviles (femeninas, como los óvulos de las mujeres).

Las células sexuales masculinas se expulsan en paquetes de esperma para encontrar una colonia femenina a la que adherirse. Pero las algas bisexuales poseen ambos tipos de células sexuales, y pueden formar colonias masculinas o femeninas y, por lo tanto, puede aparearse con un ‘macho’, una ‘hembra’ u otro bisexual.

«Los sistemas de apareamiento mixtos pueden representar estados intermedios de transiciones evolutivas entre los sistemas de apareamiento dioico (con macho y hembra) y monoico (solo con hermafroditas) en organismos diploides», escribe el equipo en su nuevo artículo. «Sin embargo, los sistemas de apareamiento haploides con tres fenotipos sexuales dentro de una sola especie biológica no se han informado anteriormente».

30 años recolectando algas

Durante 30 años, Nozaki y su equipo estuvieron recolectando muestras de algas del río Sagami, en las afueras de Tokio. Separaron las colonias de algas y se las indujo a reproducirse sexualmente privándolas de nutrientes, descubriendo que las algas bisexuales tenían un gen de ‘factor bisexual‘ que estaba separado de los genes específicos masculinos y femeninos previamente descubiertos.

Las células bisexuales también tenían el gen masculino, pero pueden producir descendencia masculina o femenina. «La coexistencia de tres fenotipos sexuales en una sola especie biológica puede no ser un fenómeno inusual en las poblaciones salvajes», concluyen los investigadores. «Los continuos estudios de recolección de campo pueden revelar una mayor existencia de tres fenotipos sexuales en otras especies de volvocinas -el grupo más primitivo de algas-».

Fuente: ABC,

Artículo de referencia: https://www.abc.es/ciencia/abci-descubren-primera-especie-tres-sexos-diferentes-202107140050_noticia.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de