PIXABAY

La Tierra es un planeta geológicamente vivo y los continentes que hoy podemos ver distan mucho de los que se observaban hace millones de años. Ahora, el paleogeólogo Alexis Licht y su equipo han hallado pruebas de que un continente perdido emergía hace unos 40 millones de años sobre lo que hoy es el Mar Mediterráneo, siendo un puente entre Europa, África y Asia que algunos mamíferos asiáticos utilizaron para colonizar el sur de nuestro continente. Los resultados acaban de publicarse en la revista Earth-Science Reviews.

«Todavía no se comprende bien cuándo y cómo llegó la primera ola de mamíferos asiáticos al sureste de Europa», escriben los autores, quienes han bautizado a este redescubierto continente como ‘Balkanatolia’. Lo que sí se conoce fue el dramático resultado de esta misteriosa llegada: está documentado que hace unos 34 millones de años, al final de la época del Eoceno, de forma repentina, un gran número de mamíferos europeos desaparecieron. Este fenómeno ha sido conocido como la extinción masiva de Grande Coupure.

Sin embargo, recientes hallazgos de fósiles en los Balcanes han alterado esa línea de tiempo, y apuntan hacia una biorregión ‘peculiar’ que parece haber permitido a los mamíferos asiáticos colonizar el sureste de Europa entre 5 y 10 millones de años antes de que ocurriera esta extinción masiva.

Balkanatolia, el continente perdido

Para investigar, Licht, del Centro Nacional Francés para la Investigación Científica, y sus colegas volvieron a examinar las pruebas de todos los yacimientos fósiles conocidos sobre la actual península de los Balcanes y Anatolia, la península más occidental de Asia.

Al revisar la edad de estos lugares, el equipo observó una convulsa historia de tierras que se hundieron para, después, volver a resurgir. Y, en ese momento, esa porción de tierra se convirtió de un continente independiente a un puente terrestre que algunos animales aprovecharon para trasladarse de Asia a Europa occidental, coincidiendo con los citados «dramáticos cambios paleogeográficos».

Según encontraron los investigadores, hace unos 50 millones de años, Balkanatolia era un archipiélago aislado, que se separó de los continentes vecinos. Allí prosperaba un ecosistema único, con fauna distinta la de Europa y el este de Asia.

Pero unos diez o quince millones más tarde, la combinación de la caída del nivel del mar, además del aumento de las capas de hielo antárticas y cambios tectónicos provocaron que este continente quedase conectado con Europa occidental. Esto permitió que los mamíferos asiáticos, incluidos roedores y ungulados (mamíferos de cuatro patas), se aventuraran hacia el oeste e invadieran Balkanatolia, según muestra el registro fósil.

Siguiendo el camino de los fósiles

Además de ese registro, Licht y sus colegas también descubrieron fragmentos de una mandíbula perteneciente a un animal parecido a un rinoceronte en un nuevo yacimiento en Turquía, que fecharon hace alrededor de 38 a 35 millones de años. El fósil es de un ungulado que se parece al ejemplar asiático más antiguo descubierto en Anatolia hasta la fecha, y es anterior al Grande Coupure en al menos 1,5 millones de años, lo que sugiere que los mamíferos asiáticos estaban ‘en camino’ hacia Europa a través de Balkanatolia.

Este paso del sur hacia Europa a través de Balkanatolia fue quizás más favorable para los ‘animales aventureros’ que atravesar rutas de latitudes más altas a través de Asia central, que en ese momento eran estepas desérticas más secas y más frías.

Sin embargo, señalan en su artículo que «la conexión pasada entre las islas Balkanatolian individuales y la existencia de esta ruta de dispersión del sur siguen debatiéndose», y que la historia que se reconstruyó, hasta ahora «solo se basa en fósiles de mamíferos y una imagen más completa de queda por dibujar la biodiversidad pasada de los Balcanatoles».

Muchos de los cambios geológicos que dieron lugar a Balkanatolia aún no se han entendido por completo, y es importante señalar que esta revisión es solo la interpretación de un equipo del registro fósil. Dicho esto, el registro fósil de los mamíferos que viven en las islas suele ser escaso, mientras que el rico registro fósil terrestre de Balkanatolia «brinda una oportunidad única para documentar la evolución y la desaparición de las biotas de las islas en el tiempo profundo», concluye el equipo.

Fuente: ABC

Artículo de referencia: https://www.abc.es/ciencia/abci-hallan-continente-perdido-emergio-hace-40-millones-anos-mar-mediterraneo-202202230339_noticia.html



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de