En los últimos días, las autoridades meteorológicas en Estados Unidos han advertido de una intensa ola de frío que se aproxima desde el norte y que podría hacer caer los termómetros hasta los 30 o incluso 40 grados bajo cero en el área conocida como “Medio Oeste”, y que incluye parte de las grandes llanauras y la zona de los grandes lagos. Este fenómeno se achaca a un “vórtice polar”, o “vortex polar”.

En realidad, no se trata de algo en absoluto novedoso, ya que el vórtice polar es un fenómeno que ocurre todos los años durante el invierno hemisférico, tanto en el polo norte como en el sur (y de hecho, es más fuerte en este último debido a la distribución de masas de tierra).

En esencia, se trata de una gran masa de aire muy frío y bajas presiones que se forma sobre el polo y que se rodea de un anillo de fuertes vientos que giran en el sentido de la rotación de la tierra, razón por la que recibe el nombre de “vórtice”.

Estados Unidos

Normalmente, este fenómeno es bastante estable y se limita a una posición fija sobre los polos. Sin embargo, en algunas ocasiones, masas de altas presiones que se forman sobre el pacífico pueden desestabilizarlo, provocando que se expanda y ondule, enviando potentes vientos cargados de aire muy frío hacia Estados Unidos y el Norte de Europa. Esta fue la causa de la ola de frío extrema de 2014, por ejemplo, y ocurre cada pocos años.

Ante la perspectiva de que una de estas ondulaciones alcance Estados Unidos, afectando incluso a Chicago, el Servicio Meteorológico Nacional advierte de que temperaturas tan extremas, unidas a la influencia del viento (que puede llegar a hacer descender la sensación térmica hasta unos insólitos -60º) pueden llegar a resultar mortales para un ser humano en cuestión de minutos, por lo que aconsejan no viajar durante los próximos días y almacenar comida para evitar salir de casa.

Cabe destacar que este fenómeno no es exclusivo de la tierra, sino que los astrónomos lo han observado en varios planetas del sistema solar: en 2006, la NASA observó un vórtice inmenso sobre el polo sur de Saturno, con un área que doblaba el diámetro de la tierra, rodeado de vientos a velocidades superiores a los 550 kilómetros por hora, y se han constatado fenómenos similares en su luna Titán.

También Venus presenta un vórtice peculiar, que cambia a menudo de forma (presentando muchas veces dos centros) debido a la velocidad de rotación de su atmósfera respecto a la del planeta (La atmósfera de Venus rota 360º una vez cada cuatro días terrestres, mientras que el planeta lo hace cada 117), así como Júpiter y Marte.

Fuente: JORGE GARCÍA / 20minutos,

Artículo de referencia: https://www.20minutos.es/noticia/3549585/0/que-es-vortice-polar-porque-amenaza-estados-unidos/,