El mundo se enfrenta a una tarea muy difícil si quiere alcanzar para finales de 2009 un acuerdo que frene el cambio climático, dijo la ONU el viernes al terminar un encuentro de 170 países en Alemania con muchas recriminaciones pero pocos progresos.
br> Los países en vías de desarrollo acusaron a los más ricos de entorpecer el establecimiento de nuevos recortes para los gases de efecto invernadero y no poner sobre la mesa suficientes ideas para compartir nueva tecnología o para ayudar a los más pobres a adaptarse al impacto del cambio climático.
br> "El camino por delante es desalentador", dijo Yvo de Boer, director del Secretariado de Cambio Climático de la ONU, sobre un calendario de la ONU que espera acabar en un acuerdo sobre el clima en diciembre de 2009 en Copenhague, para ampliar y endurecer el Protocolo de Kioto.
br> Aún así, dijo que ha habido algo de progreso, sobre todo porque los países tienen una mejor comprensión sobre lo que debería incluirse en un texto enormemente complicado que pretende frenar la desertificación, las olas de calor, las inundaciones, el aumento del nivel de los mares y las tormentas más fuertes.
br> "Es crucial que la próxima etapa de las reuniones produzca textos de negociación concretos", agregó.
br> Bonn es la segunda sesión en un programa de dos años que comenzó en Bangkok en marzo. La próxima será en Accra, Ghana, en agosto.
br> "Hubo un silencio ensordecedor" de casi todos los países ricos sobre los modos para hacer nuevos recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero, declaró el indio Chandrashekhar Dasgupta.
br> "El paso es lento y difícil", dijo Harald Dovland, un responsable noruego que encabeza un grupo que estudia los futuros recortes de 37 países ricos que con Kioto han aceptado recortar las emisiones en un cinco por ciento por debajo de los niveles de 1990 para 2008-12.
br> Muchos países están pendientes de cómo se resolverán las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
br> El presidente George W. Bush rechazó Kioto, considerándolo demasiado costoso, pero tanto el demócrata Barack Obama como el republicano John McCain han prometido hacer más para reducir las emisiones.
br> Los ecologistas acusaron a Estados Unidos, Canadá y Australia de ser los máximos responsables de frenar las negociaciones, y en cambio alabaron las iniciativas de países como China, Brasil, Suiza y Noruega.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de