PIXABAY

Que el cambio climático es la enfermedad del planeta Tierra en el siglo XX es un hecho. Es más, todo lo que está sufriendo nuestro planeta nos deriva también a nosotros en forma de patologías que afectan directamente a nuestra salud.

Ya sabemos que las principales enfermedades que provoca el cambio climático son las respiratorias, como alergias, neumonías o cáncer de pulmón. Tanto es así que el cambio climático está ya considerado por los expertos como “el nuevo tabaco”.  Según datos de la OMS, la contaminación del aire es la responsable de alrededor de siete millones de muertes que hay al año en el mundo. De ellas, el 25% corresponden a enfermedades del corazón y el 24% a ictus.

Sin embargo, según un reciente estudio dirigido por la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, el cambio climático también puede provocar otro tipo de enfermedades como las neurológicas, concretamente el Parkinson y el Alzheimer. Esta investigación relaciona el vínculo entre la contaminación por partículas (PM2.5) y las enfermedades neurodegenerativas en EE. UU.

Cambio climático

Este estudio se ha llevado a cabo en más de 63 millones de adultos estadounidenses beneficiarios de Medicare en EE. UU. De este análisis, y teniendo en cuenta factores de confusión como el nivel socioeconómico, se detectó que por cada aumento de 5 microgramos por metro cúbico de aire en las concentraciones de PM2.5, hay un incremento del 13% en el riesgo de ingresos hospitalarios para la enfermedad de Parkinson y para el Alzheimer y otras demencias relacionadas.

Es más, el riesgo de sufrir estas enfermedades se mantiene elevado incluso por debajo de los niveles supuestamente seguros de exposición.

Por otro lado, otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Yale y la Universidad Normal de Pekín desveló a comienzos de 2020 que tras tres años de alta exposición a contaminantes, las personas que participaron en esta investigación tenían un rendimiento cognitivo similar al que supone perder un año de escolaridad.

Además, la contaminación atmosférica también está relacionada con un mayor riesgo de sufrir un ictus. Según el Global Burden of Disease, hasta el 30% de todos los ictus que se producen al año pueden atribuirse a los contaminantes del aire.

¿Cuáles son los principales contaminantes del aire?

En realidad, existen muchos factores medioambientales que pueden poner en riesgo nuestra salud y nos hacen más vulnerables frente a otras enfermedades. ¿Cuáles son?

  • Las partículas en suspensión que proceden de residuos de animales o vegetales convertidas en ceniza, hollín y polvo.
  • El ozono, componente principal de la niebla fotoquímica, también es uno de los factores más contaminantes del aire.
  • La combustión de materias que tienen azufre y provocan dióxido de azufre, también es responsable de numerosas hospitalizaciones por problemas cardíacos agudos.

Fuente: STOP CAMBIO CLIMÁTICO,

Artículo de referencia: https://www.stopcambioclimatico.es/2020/11/13/enfermedades-cambio-climatico/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de