Peces sordos debido al cambio climático

Un reciente artículo publicado en la revista científica PLOS ONE documentó las vicisitudes que sufre un pequeño pez conocido como Gobio de Manchas, o Pomatoschistus pictus si prefiere su nombre académico. Según Ana Faria -investigadora de un grupo de centros portugueses de ciencias del Mar y el Ambiente denominados MARE- las larvas del animal al ser expuestas a CO2 en concentraciones elevadas sufren una perniciosa sordera. Lo relatado les dificulta percibir algunas pistas o estímulos auditivos que habitualmente provienen de arrecifes.

En el laboratorio Faria y colaboradores expusieron larvas de Gobios de Manchas provenientes del Océano Atlántico a una grabación con sonidos emitidos por los arrecifes. Aquellas que nadaron en aguas con concentraciones bajas de C02 fueron atraídas hacia el estímulo sonoro. Dicho comportamiento en cambio no fue visible en aquellas que bucearon en aguas con mayor acidificación. Los arrecifes son bulliciosos sitios de residencia de las larvas y hacia allí retornan durante el anochecer en busca de refugio. Una larva que no encuentra un arrecife en donde establecerse tiene menos posibilidades de supervivencia.

Pomatoschistus pictus se distribuye en el noreste del Océano Atlántico, desde Noruega a España. Pero también ha sido divisado en el Mar Mediterráneo. Puede llegar a los 55 metros de profundidad y se alimenta principalmente de pequeños crustáceos. Mide solo aproximadamente seis centímetros una vez llegado a adulto. Estados Unidos en cambio es un “pez gordo” en lo que respecta a emisiones de CO2 a la atmósfera. Desde la revolución industrial contribuyó de sobremanera al calentamiento global y al cambio climático. Cualquier acuerdo entre naciones dirigido a reducir las emisiones de CO2 necesita de su participación activa para tener impacto global.

Numerosas son las especies acuáticas que han visto minada su población debido al Cambio Climático. Desteñidos arrecifes de coral, frágiles moluscos o tristes peces payasos Nemo por nombrar solo algunas. Para el Gobio de Manchas, la extinción según los expertos es por el momento una preocupación menor. Pero éste es un tópico sensible en donde el simple aleteo de una mariposa en China puede desatar un tornado en Texas. Con Trump dando los primeros golpes de timón, tiemblan aún más los modelos y la incertidumbre pretende volverse costumbre en gobios y científicos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de