En las últimas décadas, más del 90% del calor resultante del incremento de gases de efecto invernadero se ha almacenado en los océanos. Esta es una de las conclusiones que se debatirán en la cumbre de cambio climático que acogerá Katowice (Polonia) en diciembre, y que se abordará en el informe de la ONU sobre el estado de los mares.

Consecuencias

Entre las consecuencias ya conocidas se incluyen los efectos en la distribución y supervivencia de la biota (por ejemplo, en los corales), la elevación del nivel del mar con efecto en las poblaciones marinas o la desaparición progresiva del hielo del Ártico.

También afecta a cambios en la salinidad, una mayor estratificación de la columna de agua, y, asociada a esta última, la desoxigenación de grandes zonas profundas y una mayor acidez provocada por el dióxido de carbono (CO2).

Así lo ha detallado en un comunicado el investigador del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Carlos García Soto, quien ha participado recientemente en una reunión sobre la materia organizada por las Naciones Unidas en su sede de Nueva York (Estados Unidos).

Es un momento “de crisis oceánica global en múltiples frentes», por lo que «la solución requiere del esfuerzo de todos”, precisa García Soto.

Por ello, según este experto, en la reunión de la ONU se ha designado una comisión de expertos para la elaboración del nuevo informe periódico del estado del medio ambiente de los océanos, que deberá estar listo para julio de 2019.

“Los océanos no son una fuente inagotable de recursos y servicios, ni tampoco tienen una capacidad de carga ilimitada”, ha subrayado García Soto.

El investigador del IEO, por último, advierte de que una gestión sostenible es la clave para la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 sobre Océanos de la Agenda 2030.

Fuente: ABC, EFE,

Artículo de referencia: https://www.abc.es/natural/cambioclimatico/abci-mas-90-por-ciento-calor-efecto-invernadero-almacenado-oceanos-201808301406_noticia.html