La Casa Blanca ha lanzado un vídeo de Barack Obama anunciando un nuevo e importante plan para reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y combatir así el calentamiento global, tras el anuncio de la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU (EPA por sus siglás en inglés) del "Plan de Energía Limpia" ("Clean Power Plan"), cuyo objetivo es reducir las emisiones de carbono de las centrales eléctricas de todo país en un 32% respecto a 2005 para 2030, Obama pone de manifiesto su voluntad para que Estados Unidos combata el cambio climático

Bajo el lema “el cambio climático ya no es un problema de las generaciones futuras”, el presidente estadounidense alerta sobre el peligroso aumento de las emisiones de dióxido de carbono en los últimos años.

Un fenómeno que provoca “temperaturas más elevadas, el aumento del nivel del mar, tormentas más fuertes, mayores sequías e incendios cada vez más frecuentes”, asegura.

Este proyecto, incluirá límites a la emisión de dióxido de carbono por parte de las plantas energéticas y el impulso de las energías renovables. 

Ver Clean Power Plan (en inglés)

Lo que opinan los ecologistas…

“Si la Administración de Obama quiere de verdad dejar un legado climático positivo y un planeta habitable para nuestros hijos, debería abandonar las prospecciones y la minería de combustibles fósiles en terrenos públicos, así´ como rechazar los peligrosos planes de Shell para perforar el Ártico”, ha declarado la directora ejecutiva de Greenpeace EE.UU., Annie Leonard.

En esta misma línea, Leonard ha comentado: “La semana pasada, gente común hizo cosas excepcionales: colgarse de un puente durante 40 horas o yendo en kayak hasta un rompehielos gigante, para asegurar que todos tengamos un planeta con un clima donde se pueda vivir. Necesitamos que Obama muestre la misma valentía y deje los combustibles fósiles donde están, bajo tierra, comenzando por negar a Shell el permiso final para perforar el Ártico”.

Greenpeace recuerda que fue el mismo Obama quien recordó la pregunta que nos harán nuestros hijos: ‘¿Hicimos todo lo que pudimos cuando tuvimos la oportunidad de lidiar con el problema?’. Con la publicación del plan, está claro que Obama pretende consolidar su legado climático, pero hasta que no comience a asegurar que la mayoría de los combustibles fósiles se quedan bajo tierra, su legado será tan vulnerable como una capa de hielo ártico.

“Obama debe usar el liderazgo que está mostrando no solo para unirse, sino para animar a todos los países, a firmar un acuerdo legalmente vinculante para reducir la contaminación de cara a la cumbre de París”, ha concluido Leonard.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de