La Administración Trump dio el pasado martes un volantazo a su iniciativa contra el cambio climático, rebajando de manera significativa las exigencias que se imponen a la industria de la automoción para fabricar vehículos más eficientes en términos de emisiones de carbono y consumo de combustible.

El Gobierno de Estados Unidos vuelve a tomar una decisión controvertida y desfavorable en la lucha global contra el cambio climático. Y es que en el segundo país que más emisiones produce en el mundo, se han rebajado las exigencias de fabricación de automóviles en término de consumos de combustible y emisiones de carbono.

La nueva norma rebaja la impuesta por Barack Obama en 2012, que obligaba que los niveles de eficiencia en el consumo de los automóviles alcanzaran las 54,5 millas por galón en 2026 (23 kilómetros por litro). Trump ha rebajado hasta las 40,4 millas por galón para ese mismo año (17 kilómetros por litro).

Por ello, los estándares de eficiencia, que debían aumentar un 5% cada año hasta 2026 en la normativa de Barack Obama ahora solo tendrán que hacerlo un 1,5%.

Cambio climático, mil millones más de toneladas de dióxido de carbono

El argumento principal que sostiene el Gobierno de Donald Trump es que esas metas no estaban siendo alcanzadas por la gran mayoría de los fabricantes y que los cambios efectuados permitirán que los nuevos vehículos cuesten cerca de 1.000 dólares menos, unos 912 euros.

Como consecuencia, el diario The New York Times informa que los vehículos emitirán casi mil millones más de toneladas de dióxido de carbono (CO2) durante su vida útil que cuando regía la normativa del anterior presidente.

El propio Barack Obama ha reaccionado al anuncio en su cuenta de Twitter, en la que ha señalado que «no podemos permitirnos más consecuencias del negacionismo del cambio climático».

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/trump-vehiculos-emisiones-de-carbono/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de