Durante más de nueve horas, cuatro activistas, uno de ellos con discapacidad, han ascendido esta conocida vía de escalada para pedir la protección del Ártico.

Salvar el árticoGreenpeace ha desplegado una pancarta de 72 metros cuadrados en el risco de El Pájaro en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama con el lema "Salva el Ártico". Con esta acción, Greenpeace ha querido llevar "a lo más" alto la petición de protección del Alto Ártico. Simultáneamente, la organización ecologista ha escalado también diferentes montañas y edificios en más de 20 países de los cinco continentes.

A primera hora de la mañana de ayer, los escaladores de Greenpeace comenzaron a subir hasta la base del cancho de El Pájaro, a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar. Una vez allí, iniciaron una escalada de 200 metros con un alto grado de dificultad (6c-A1) en la variante del Escudo. Entre los escaladores se encontraba el montañero con discapacidad Miguel Ángel Gavilán, fundador y responsable del proyecto de inclusión deportivo-social. Montañeros sin barreras para personas con capacidades diferentes.

Paralelamente a esta escalada, se han llevado a cabo otros ascensos a edificios y montañas emblemáticas de todo el mundo, como por ejemplo un glaciar de los Alpes austriacos, la Gran Muralla china, el volcán más alto de Nueva Zelanda, la montaña más alta del Ártico sueco, y también ha desplegado una de pancarta de 600 metros cuadrados en un rascacielos de Bangkok, entre otros muchos.

"Salvar el ártico": Con esta escalada mundial por el Ártico, Greenpeace ha querido llevar la petición de proteger el Ártico "a lo más alto", en los cinco continentes. La organización ecologista demanda a los políticos la creación de un Santuario Global en el Alto Ártico en el que se prohíban las actividades extractivas como las perforaciones de petróleo y la pesca industrial.

El escenario elegido por Greenpeace España para esta escalada es uno de los paisajes montañosos más bellos de nuestro país y no está tan alejado del continente helado como podría parecer a simple vista. Este Parque Nacional (el más joven de España, declarado en 2013) pertenece a las zonas más frescas y húmedas de la meseta, y sus montañas son un importante refugio de biodiversidad. Sin embargo, si la temperatura del planeta sube por encima de los 2 ºC, paisajes como este podrían verse amenazados. Por eso, Greenpeace recuerda que Salvar el Ártico es salvar mucho más.

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de nuestros socios y socias hace posible nuestro trabajo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de