Moto ecológica del Ayuntamiento de Madrid

Las administraciones públicas de todo el país, tanto autonómicas como locales, han puesto en marcha en los últimos meses iniciativas ecológicas reales para avanzar hacia un futuro más limpio y sostenible. Ayuntamientos como el de Madrid, Alcobendas, Santander o Tenerife son ejemplo de ello.

El empleo de medios de transporte cada vez más respetuosos con el medio ambiente se ha convertido en una prioridad en los ayuntamientos más desarrollados. Su objetivo principal es sensibilizar a la población y dar ejemplo sobre la utilización de este tipo de vehículos alternativos y ecológicos, sin perder prestaciones y mejorando la calidad de vida de las ciudades a través de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Y el primer paso de los ayuntamientos ha sido predicar con el ejemplo, apostando por exitosas soluciones ecológicas dentro de los servicios administrativos. Ayuntamientos como el de Madrid, Alcobendas, Santander o Tenerife ya cuentan en sus flotas con motos eléctricas totalmente silenciosas y respetuosas con el medio ambiente, con cero ruido y cero emisiones de CO2.

Motos eléctricas en la Policía Local

Las patrullas de Policía Local de diversas ciudades españolas utilizan ya en sus actividades diarias maxi scooters eléctricos de la marca estadounidense Vectrix, siguiendo los pasos de otras flotas de seguridad operativas en ciudades como Nueva York, Londres o Glasgow. Tras las altas satisfacciones que se están obteniendo en términos de prestaciones, comodidad y fiabilidad, cada vez más servicios policiales quieren reafirmar su compromiso con los ciudadanos mediante la incorporación de estas motos.

Cantabria y el Plan Bio-Bike

La comunidad de Cantabria, gracias al exitoso proyecto Bio-Bike, enmarcado dentro del Programa cero CO2 y con el apoyo del Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía, ha sido una de las pioneras en unirse a este compromiso. Durante el año 2008 el Gobierno de Cantabria ha llevado a cabo una  importante apuesta por la introducción de vehículos eléctricos en esta región.

El pasado mes de agosto el Ayuntamiento de Cantabria destinó un total de 57 motos eléctricas, de las marcas Vectrix y Oxygen, distribuidas por la compañía Going Green, a diferentes flotas administrativas repartidas por 17 municipios cántabros. Las patrullas de Policía Local fueron las destinatarias de muchos de estos vehículos, mientras que otros fueron dirigidos al uso del personal municipal. Posteriormente el Gobierno de Cantabria cedió varias unidades de motos eléctricas a empresas de reparto y medios de comunicación.

Del mismo modo, hace unas semanas, se destinaron 20 motos eléctricas al Servicio de Correos, que ya están en funcionamiento y que suponen alrededor de un 15% del total de motos  de la flota. Los excelentes resultados  y la gran aceptación del Plan Bio-Bike ha impulsado a otros ayuntamientos a llevar a cabo medidas similares.

Motos eléctricas en los servicios municipales

El Ayuntamiento de Madrid no ha querido quedarse atrás. El pasado mes de enero la empresa municipal de servicios de limpieza Cespa incorporó a su flota de vehículos motos eléctricas Vectrix que desde entonces recorren toda la ciudad supervisando las tareas de saneamiento y que mejoran notablemente el servicio de la empresa.

Características de las motos eléctricas

La principal característica de los vehículos eléctricos es la reducción de la emisión de gases contaminantes gracias al uso de la electricidad como fuente de alimentación. Un vehículo de estas características no necesita quemar combustibles fósiles para su funcionamiento. El avanzado desarrollo de las baterías han hecho posible que las motos eléctricas funcionen con total normalidad, con las mismas prestaciones que una moto de gasolina y con grandes ventajas añadidas que hacen de ellas la mejor alternativa de transporte limpio y sostenible.

Vectrix y Oxygen son las marcas de motos eléctricas elegidas por la Administración, por su calidad y sus altas prestaciones, para su uso en las flotas municipales. Ambas marcas son distribuidas en España por Goin Green, líder nacional en la distribución de vehículos eléctricos ligeros. Desde el año 2006, Going Green ofrece a empresas privadas y administraciones públicas un servicio global en el ámbito de la Movilidad Sostenible, apostando por la tecnología eléctrica como alternativa para mejorar la calidad de vida en las ciudades.

Más de 100 km. por ahora

Con una velocidad máxima de más de 100 kilómetros por hora y una aceleración equivalente a 400 centímetros cúbicos, son totalmente silenciosas y suponen una eliminación total de la contaminación acústica y atmosférica, con cero emisiones de CO2. Estos vehículos disponen de freno motor y marcha atrás en el mismo puño del acelerador, tienen una autonomía de hasta 100 kilómetros y se recargan en cualquier enchufe normal durante dos horas para conseguir el 80% de la recarga.

Además de los beneficios ecológicos, las motos eléctricas suponen un importante ahorro, tanto energético como económico, ya que el coste de la energía por cada recarga es de  40 céntimos de euro y los gastos del mantenimiento del vehículo, casi inexistente, son mínimos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de