PIXABAY

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, manifestó el pasado martes su intención de reducir a cero la huella de carbono del país nipón para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Aunque todavía no se sabe cómo el país se enfrentará a este gran reto, lo que es seguro es que este entrañará una gran dificultad debido a la histórica dependencia del carbón de Japón.

Con este nuevo anuncio, Japón se sitúa en línea con los objetivos que también rigen en Europa y Reino Unido de conseguir la neutralidad climática a mitad de siglo. Además, el país se ha adelantado a China en una década, ya que el gigante asiático tiene puesta la meta en 2060.

En su discurso, Suga aseguró que se promoverá el uso de energías renovables y energía nuclear, esta última considerando todas las medidas de seguridad, con el recuerdo todavía cercano del accidente nuclear de Fukushima en 2011. Este hecho provocó la suspensión de la actividad de los reactores, aumentando la dependencia del carbón.

Ya en junio del año pasado, el anterior primer ministro, Shinzo Abe, presentó un plan de reducción de emisión de gases contaminantes en el que se contemplaba la intención de potencial la eólica y la solar, pero en él no aparecía 2050 como el año en que las emisiones llegarían a niveles cero. Aun así, si se establecía alcanzar entre el 22% y el 24% de generación renovable para 2030.

Desde Europa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha celebrado la iniciativa del gobierno japonés desde su cuenta de Twitter, en la que ha declarado que “todas las naciones desarrolladas deberían actuar por su cuenta para detener el cambio climático”.

Papel del carbón en Japón

Como tercera economía mundial y firmante del Acuerdo de París de 2015, Japón necesitaba un cambio de rumbo en su política energética y de emisiones, ya que según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), fue el sexto emisor de gases de efecto invernadero del mundo en 2018.

Por otra parte, el país continúa con una política de construcción de nuevas centrales de carbón en su territorio, además de acometer inversiones en proyectos extranjeros de este tipo en el sudeste asiático.

En Japón, un tercio de la producción de electricidad es sustentado por 140 centrales de carbón. Este combustible fósil es la segunda fuente de producción de electricidad más importante del país, solo superado por el gas natural licuado, cuya cuota en el mix de generación es del 38%.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/japon-neutralidad-climatica-en-2050/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de