“Grandes masas gelatinosas están llegando a la costa de A Coruña en los últimos días”; señala. El calentamiento del agua, provocado por el ascenso generalizado de la temperatura del Planeta, tiene efectos sobre los organismos que habitan las aguas, admite en un comunicado el Instituto Español de Oceanografía (IEO). El agua de las costas gallegas es más fría que la de otras zonas de la Península, como Cataluña.

“Los cambios en la composición del plancton en los últimos años, entre los que está la aparición de estas masas de organismos gelatinosos”. Quieren conocer la respuesta de los ecosistemas marinos a las tendencias en el clima y otros cambios en las condiciones oceanográficas. En el caso de Galicia se analiza “con especial atención” la disminución del afloramiento en los últimos 40 años. Las altas temperaturas favorecer la proliferación y acumulación de medusas y otros organismos gelatinosos.

Borrasca sobre la costa

“Es habitual que después del verano en las aguas gallegas proliferen grandes cantidades de medusas y salpas (organismos planctónicos que forman grandes colonias) generando grandes masas gelatinosas en la superficie del océano”, explica el IEO. La influencia de una borrasca de inestabilidad sobre la costa gallega, caliente y procedente del sur, ha favorecido la proliferación de estos organismos.

Las medusas “más aparentes” pertenecen a la especie Pelagia noctiluca, de color morado intenso. Conviene tener precaución con ellas, ya que es urticante. Las salpas que aparecen (principalmente de la especie Thalia democratica) forman colonias “en forma de cadena”. “ Estas no son urticantes y tienen el aspecto de bolitas de gelatina que se deshacen fácilmente al tocarlas o sacarlas del agua”, explica el Instituto de Oceanografía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de