El proyecto diseñado por Guadarrama ha sido uno de los 49 nuevos Proyectos Clima seleccionados para la nueva edición 2014, de entre los casi 190 presentados.

Las propuestas elegidas presentan una distribución regional y sectorial amplia y equilibrada y abarcan la totalidad de los sectores difusos, distribuyéndose del siguiente modo: 22 proyectos en el sector residencial, comercial, institucional; 14 en el sector agrario, 5 en el sector residuos, 5 en el sector transportes y 3 en el sector industrial.

Concretamente, Guadarrama propone la sustitución progresiva de las calderas existentes por calderas de biomasa y el uso en las mismas de los recursos naturales que se encuentran en su entorno, es decir, el aprovechamiento de las leñas muertas del pinar. Una apuesta que supone además a largo plazo, nuevos puestos de trabajo relacionados con el medio ambiente y por lo tanto, un impulso al desarrollo sostenible también en el empleo de la localidad.

Con la firma del convenio el Ministerio se compromete a pagar por la reducción de las emisiones de CO2, es decir, la adquisición de las reducciones verificadas de emisiones que se generen en Guadarrama, durante los próximos años.

La Alcaldesa de Guadarrama, Carmen María Pérez del Molino, asistió, el pasado martes 28 de enero, al acto para la firma del convenio y a la presentación de los Proyectos Clima 2013-Fondo de Carbono, presidido por el Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Un acto en el que además estuvieron presentes el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos; la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro y el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, entre otras personalidades.

Para la Alcaldesa de Guadarrama, Carmen María Pérez del Molino, “el de Guadarrama es un excelente proyecto que pone de manifiesto el interés municipal por diseñar estrategias para aprovechar de forma sostenible el entorno natural y para apostar por el desarrollo de nuevos empleos también en esta línea. Nuestra idea es, por ejemplo, ir sustituyendo poco a poco las actuales calderas de los edificios municipales por otras que consuman biomasa y fomentar el uso de la misma, como factor de desarrollo económico”.