La Estrategia de Cambio Climático del País Vasco contempla la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en un 40% para el año 2030 y un 80% para el año 2050, en relación a 2005.

El presupuesto es la suma de los requerimientos presupuestarios específicos para la implementación de la Estrategia 

El presupuesto total relacionado con el cambio climático estimado para el año 2016 en Euskadi asciende a 84 millones de euros, según ha explicado la Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, Ana Oregi, en su intervención ante la Comisión de Medio Ambiente y Política Territorial del Parlamento Vasco.

El Gobierno Vasco aprobó la Estrategia de Cambio Climático 2050 (KLIMA 2050) el pasado mes de junio. El documento recoge las líneas de actuación y herramientas para mitigar los efectos del nuevo escenario ambiental, adaptarse a sus consecuencias y aumentar la competitividad mediante el desarrollo de una nueva economía basada en bajas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). La reducción de emisiones en un 40% para el año 2030 y de un 80% para el año 2050 –con respecto a 2005- supone uno de los principales objetivos del plan.

Según ha indicado Ana Oregi en la comisión parlamentaria de Medio Ambiente, “con la nueva Estrategia, el Gobierno Vasco sienta las bases para consolidar una sociedad vasca comprometida y establecer una economía sostenible y competitiva. Las actuaciones previstas se encuentran en sintonía con los esfuerzos y horizontes que maneja la Unión Europea en la materia, pero Euskadi necesita dotarse de una herramienta propia que contemple su realidad social, económica y ambiental específica. Se trata de un plan concebido como un proyecto de país y que enlaza de forma transversal a todos los Departamentos del Ejecutivo vasco, al mismo tiempo que resulta coherente con las políticas impulsadas en los tres territorios históricos y sus municipios”.

El presupuesto estimado de 84 millones de euros es la suma de los requerimientos presupuestarios específicos para la implementación de la Estrategia de Cambio Climático 2050. 

A partir de dicho presupuesto para el año 2016 se contempla un incremento del gasto anual medio hasta el año 2020 en torno al 2%. “El presupuesto operativo estimado para la correcta implementación de la Estrategia alcanza los 439 millones de euros, repartidos entre los años de la Hoja de Ruta 2020”, ha explicado Ana Oregi.  

El impacto económico de estas acciones para el periodo 2015-2020 muestra que estas medidas generarían 57 millones de euros de actividad económica en el País Vasco, lo que iría asociado a la creación de 1.030 empleos totales brutos cada año durante los próximos 5 años.

“La acción del País Vasco contra el cambio climático abordará dos ejes fundamentales, la mitigación y la adaptación, para asegurar que este territorio se encuentre preparado para hacer frente a los retos futuros. La Estrategia plantea el reto ambiental del cambio climático como una visión de conjunto en la que todas las políticas sectoriales integran la variable del cambio climático” ha señalado la Sailburu Oregi.

La consejera ha explicado que el “Gobierno Vasco ha actuado guiado por el principio de responsabilidad compartida, a pesar de que Euskadi solo representa el 0,5% de las emisiones europeas. El cambio climático es un reto global ante el que Euskadi asume su cuota de responsabilidad con un compromiso profundo y eficiente”.

“La Estrategia Vasca de Cambio Climático 2050 responde  a una demanda de la sociedad. El 72% de la población considera que la protección del medio ambiente y la lucha contra la contaminación es una cuestión inmediata y urgente, siendo el cambio climático el segundo problema medioambiental más importante” ha destacado Oregi.

La aprobación de la nueva estrategia de cambio climático se ha producido a tan solo seis meses de la celebración de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático de París (COP21), encuentro que reunirá a países de todo el mundo para establecer los nuevos compromisos internacionales en materia de cambio climático y en el que el Gobierno Vasco tiene un papel destacado como País líder en políticas medioambientales.

La Estrategia de Cambio Climático 2050 establece nueve metas, 24 líneas de actuación y 70 acciones concretas.  

La visión para 2050 de la Estrategia indica que  Euskadi cuenta con una economía baja en carbono y adaptada a los efectos climáticos, derivada de la consolidación de una política de cambio climático basada en el conocimiento, que ha permitido aprovechar las oportunidades que ofrecen la innovación y el desarrollo tecnológico. Ello ha sido posible gracias a la corresponsabilidad de todos los agentes de la sociedad vasca, impulsados por la acción ejemplar de la Administración Pública”.

Metas y  Actuación 

  • Meta 1: Apostar por un modelo energético bajo en carbono. Líneas de Actuación: Mejorar la eficiencia energética y gestionar la demanda energética. Impulsar las energías renovables. Potenciar criterios de eficiencia energética y energías renovables en el medio urbano, hacia “edificación cero emisiones”.
  • Meta 2: Caminando hacia un transporte sin emisiones. Líneas de Actuación: Potenciar la intermodalidad y los modos de transporte con menores emisiones de GEI. Sustituir el consumo de derivados del petróleo. Integrar criterios de vulnerabilidad y criterios de adaptación en infraestructuras de transporte.
  • Meta 3: Incrementar la eficiencia y la resiliencia del territorio. Líneas de Actuación: Impulsar una estructura urbana resiliente al cambio climático, compacta y mixta en usos. Integrar el análisis de vulnerabilidad y la adaptación al cambio climático en la estrategia territorial.
  • Meta 4: Aumentar la resiliencia del medio natural.   Líneas de Actuación: Fomentar la multifuncionalidad de los ecosistemas como reguladores de procesos biológicos y geológicos. Integrar la variable de cambio climático en la gestión de las zonas costeras.
  • Meta 5: Aumentar la resiliencia del sector primario y reducir sus emisiones. Líneas de Actuación: Fomentar una producción agraria integrada, ecológica, local y con menores emisiones de GEI. Aumentar el potencial como sumidero de carbono de Euskadi. Adaptar las prácticas y la gestión del sector primario a las nuevas condiciones climáticas.
  • Meta 6: Reducir la generación de residuos urbano y lograr el vertido cero sin tratamiento. Líneas de Actuación: Reducir la generación de residuos urbanos. Amentar los ratios de recogida y separación selectiva y su posterior reutilización, reciclaje y valorización.
  • Meta 7: Anticipándonos a los riesgos. Líneas de Actuación: Garantizar a largo plazo el abastecimiento de agua para los diferentes usos. Asegurar la resiliencia del medio construido y de las infraestructuras críticas (energía, agua, alimentación, salud y TICs) ante eventos extremos.
  • Meta 8: Impulsar la innovación, mejora y transferencia del conocimiento. Líneas de Actuación: Promover la innovación, mejorar y transferir el conocimiento científico. Implantar un sistema de monitoreo y seguimiento de los efectos del cambio climático.
  • Meta 9: Administración pública vasca responsable, ejemplar y referente en cambio climático.   Líneas de Actuación: Desarrollar actuaciones formativos para adquirir capacidades y competencias en cambio climático. Sensibilizar, formar e informar a la ciudadanía en materia de cambio climático. Administración público cero emisiones. Consolidar mecanismos de coordinación interinstitucional para la acción climática. Posicionar a Euskadi en la esfera internacional en materia de cambio climático.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de