España sufrirá el otoño más seco de los últimos diez años

Además del año 2006, en el que el nivel de agua de los pantanos estaba al 39,17%, los embalses en su conjunto solo ofrecieron datos inferiores al porcentaje que muestran actualmente en el periodo de sequía comprendido entre 1992-1995 (37,37% en 1992, 36,15% en 1993, 33,83% en 1994 y 26,38% en 1995).

Las precipitaciones en verano se situaron por encima de la media en los meses de junio (3%) y agosto (26%), y compensaron su descenso del 10% en el mes de julio, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). A pesar de venir de un verano húmedo, dos tercios de España cuentan con embalses por debajo de la mitad del máximo que pueden almacenar y el nivel de las reservas lleva 18 semanas consecutivas en descenso.

Las temperaturas récord registradas en primavera y las olas de calor sufridas en verano, una en el mes de junio -el más cálido desde 1965- tres en el mes de julio y una más en agosto, según Aemet, han podido afectar a las cuencas hidrográficas de manera generalizada.

Los embalses acumulan 22.051 hm3 de agua, 480 hm3 menos que la semana anterior.En la misma semana ahora hace un año, se superaba el 50% de agua acumulada en los pantanos (52,16%) y la media de los últimos 10 años en la misma semana es un 53,84%. Desde 2006 hasta la fecha, el 2013 fue el año que registró un mayor número de agua en los pantanos (67,7%).

En este momento, los embalses de la vertiente atlántica se encuentran al 40,95% mientras que los de la vertiente mediterránea están al 38,12% del total. Los pantanos más afectados son los del Júcar y los del Segura con un menor porcentaje de agua embalsada, un 26,5% y 14,9% respectivamente. En el 2017 acumulan 281 hm3 y 288 hm3 menos que la media de los últimos diez años registrada en esta misma semana.

Además de estas, las otras cuencas hidrográficas que están por debajo del 50% son: la del Guadiana (45,8%), la del Miño-Sil (44,6%), la del Ebro (44,2%), la del Tajo (41,1%), la de Guadalete-Barbate (40,7%), la cuenca mediterránea andaluza (34,6%), el Guadalquivir (33,0%) y el Duero (32,7%).

Los niveles más altos de agua embalsada en la actualidad se registran en el Cantábrico Oriental (74,0%); el Cantábrico Occidental (65,0%); Tinto, Piedras y Odiel (69,4%); las cuencas internas de Cataluña (58,2%); las cuencas internas del País Vasco (57,1%), y Galicia Costa (54,7%).

Al mismo tiempo que los embalses se vacían, las precipitaciones siguen por debajo de sus niveles normales. En lo que va de año hidrológico, (desde el pasado 1 de octubre de 2016), ha llovido un 13% menos de lo normal en el conjunto de España, tal y como indica el MAPAMA.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de