La directora general del agua del ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Marta Morén, destacó el papel de España como líder de la iniciativa europea sobre gestión de sequías durante la sesión regional europea del programa oficial “Europe’s achievements and challenges on water”, durante la segunda jornada del V Foro Mundial del Agua que se celebra en Estambul (Turquía), desde el 17 al  22 de marzo.

Durante su intervención, la Directora General del Agua ha apostado por una serie de acciones futuras como son la creación de una estrategia europea para la escasez de agua y la sequía, la creación de un observatorio europeo de la sequía y la consideración de los efectos ambientales, sociales y económicos a largo plazo.

Marta Morén ha recordado que el Consejo Europeo, por iniciativa de España y Portugal, destacó, en marzo de 2006, la importancia, a escala europea, de la escasez de agua y las sequías. A partir de esta conclusión, los estados miembros de la Unión Europea decidieron elaborar un Informe de evaluación. En consecuencia, los Directores del Agua europeos, en el marco de la estrategia común de implementación de la directiva marco del agua, crearon un grupo de expertos denominado “Escasez de Agua y Sequías” liderado por España, Francia, Italia y la propia Comisión Europea.

A partir de ese informe, en julio de 2007, la Comisión Europea realizó una comunicación al Parlamento Europeo y al Consejo que se tituló “Afrontando el reto de la escasez del agua y las sequías en la Unión Europea”. Posteriormente, en noviembre de 2007, los Directores del Agua europeos aprobaron un nuevo informe, también realizado por el Grupo de Expertos, que se centró en los “Planes de Gestión de las sequías” y en el que España lideró los capítulos dedicados a “Contexto y medidas” y “Cambio Climático y gestión ransfronteriza”.

Este informe, además, destacó que los Planes de Gestión de las Sequías son esenciales para el establecimiento y el desarrollo de medidas que minimicen sus impactos socioeconómicos y ambientales. En relación con la aplicación de la Directiva Marco del Agua, estos planes complementan los planes de cuenca; proporcionan recomendaciones técnicas que permiten el establecimiento de sistemas de indicadores para la declaración del estado de sequía; establecen medidas que palien sus daños a partir de los indicadores; permiten el tratamiento adecuado de problemas asociados como las aguas subterráneas y la agricultura y consideran las consecuencias del cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de