Las emisiones de gases de efecto invernadero se redujeron en España un 2,3% en 2018, invirtiendo la tendencia negativa del año 2017. La lucha contra el cambio climático se puede expresar de muchas maneras y, en ocasiones, tenemos la impresión de que las administraciones públicas, las empresas y el conjunto de la sociedad no hacen lo suficiente para evitar que esta crisis siga empeorando.

La más reciente de las encuestas de La Vanguardia sobre este tema, en la que se pregunta a los lectores si consideran que hacen falta medidas más contundentes contra el cambio climático ofrece una respuesta afirmativa abrumadora (96,16% de respuestas están de acuerdo con esta necesidad de acción).

La celebración en Madrid, este mes de diciembre, de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas es una iniciativa positiva pero nuestro país necesita hacer esfuerzos concretos para reducir nuestra negativa contribución a este fenómeno de escala planetaria.

Para cuantificar la responsabilidad de cada país en el proceso de calentamiento global existen métodos de análisis como los balances de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI, gases causantes del cambio climático).

Los datos de 2018 referidos a España publicados la semana pasado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son, en este sentido, relativamente positivos.

España

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuyeron en España un 2,3% en 2018 con respecto al año anterior, con un total de 340,7 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente (tCO2e), el cuarto total más bajo de los últimos diez años.

El cálculo de emisiones es técnicamente algo complicado, para los neófitos se debe recordar que para realizar la comparación de las emisiones a la atmósfera de los gases de efecto invernadero distintos del dióxido de carbono, el resto de gases que como el metano tiene también efecto invernadero todos ellos son convertidos a su valor de dióxido de carbono equivalente (CO2e), un cálculo que se realiza multiplicando la masa del gas en cuestión por su potencial de calentamiento global.

El dióxido de carbono es el gas de efecto invernadero utilizado como referencia pero los datos del l INE también muestran de forma detallado cómo han evolucionado otros gases responsables del calentamiento.

En conjunto, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera se redujeron en 2018 en España un 1,9%, las de óxido nitroso (N2O) cayeron un 2,8%, mientras que las de metano crecieron el 0,1%.

Los datos de emisiones de 2018 muestran el cuarto nivel más bajo desde 2008, por detrás de los registros más positivos de 2013, 2014 y 2016. Durante mucho tiempo, las emisiones de GEI estaba estrechamente relacionada con la actividad económica, es decir, cuando crecía la actividad también lo hacían las emisiones, y a la inversa.

Por contra, en los últimos años se observa lo que se denomina un desacople o una separación entre estos dos factores, de forma que la actividad económica puede registrar crecimiento sin que esta circunstancia se refleje necesariamente en un aumento de las emisiones de GEI.

Datos del INE

Los datos del INE referidos a 2018 muestran que el sector deactividad que más disminuyó sus emisiones de GEI en 2018 fue el de ‘Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor, Aire acondicionado y Agua’ (11,6% menos), mientras que Transporte y Almacenamiento fue la que más aumentó (2,6%).

En el apartado menos positivos, la estadística muestra que crecieron las emisiones de fuentes procedentes o atribuidas a los hogares, hasta dos puntos porcentuales con respecto a 2017, y concentraron, con 71.404 toneladas de gases de efecto invernadero, el 21% del total de emisiones.

El sector de industria manufacturera emitió el 23,9% de la totalidad de GEI en 2018 y ‘Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor, Aire acondicionado y Agua’ fue el sector responsable del 20,9% de las emisiones.

Por contaminantes, las mayores emisiones de CO2 correspondieron a industria manufacturera (76,1 millones de toneladas), hogares (69,0 millones) y Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor, Aire acondicionado y Agua (59,7 millones), que representaron en conjunto el 72,2% de todas las emisiones de este gas a la atmósfera.

En cuanto a metano y óxido de nitrógeno, el sector de ‘Agricultura, Ganadería, Selvicultura y Pesca’ emitió las mayores cantidades, con un 62,7% del total equivalente en el caso del metano y el 78,8% en óxido de nitrógeno.

Los datos referidos a 2018 son relativamente positivos se se recuerda que en 2017 habían experimentado un repunte del 2,6% respecto al año anterior, hasta situarse en 344 millones de toneladas, según muestran los datos históricos recogidos por el INE.

Cuentas de emisiones a la atmósfera

Las Cuentas de emisiones a la atmósfera que presenta cada año el INE presentan los datos sobre las emisiones contaminantes a la atmósfera, de manera compatible con el Sistema de Cuentas Nacionales, registrando los agentes emisores desagregados por ramas de actividad económica y hogares como consumidores finales, según explica este organismo oficial en su página en internet.

Las estimaciones de la Cuenta de emisiones a la atmósfera se realizan a partir de los Inventarios Nacionales de Emisiones a la Atmósfera, elaborados por el Ministerio para la Transición Ecológica, que utilizan la metodología IPCC y EMEP/EEA, con la nomenclatura NFR/CRF (Nomenclature for Reporting/Common Reporting Format), que agrupa las emisiones en sectores, categorías y subcategorías.

Fuente: JOAQUIM ELCACHO / LA VANGUARDIA,

Artículo de referencia: https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20191119/471749370319/cumbre-clima-espana-reduce-emisiones-gases-efecto-invernadero-gei-2018.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de