En la inauguración de la Jornada "Reducción de Emisiones de la Deforestación: un mecanismo social, económico y ambiental" organizada por el Colegio de Ingenieros de Montes, la secretaria de Estado de Cambio Climático subrayó que el sector forestal es una herramienta fundamental para la lucha contra el cambio climático.

Deforestación y degradación forestal

Cada año la deforestación ocasiona la pérdida de 13 millones de hectáreas de bosques, lo que significa que casi el 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero proceden del ámbito forestal, por ello mismo, es un sector muy importante en las soluciones al calentamiento del planeta por su capacidad de secuestrar carbono y reducir la erosión de los suelos, según ha recordado la Secretaria de Estado.

Además del papel mitigador de los bosques, los productos maderables contribuyen a reducir emisiones en la producción de los materiales a los que sustituyen. Como otros sectores generan empleo y riqueza pero, a diferencia del resto, contribuyen a la protección de la biodiversidad y a la fijación de suelo. Teresa Ribera ha añadido que los bosques cumplen un rol destacado en la adaptación al cambio climático, ayudando a prevenir incendios y al ciclo hidrológico. 

Teresa Ribera ha señalado que el Acuerdo de Copenhague reconoció el papel clave de los bosques en la mitigación del cambio climático y decidió el establecimiento inmediato de un mecanismo de Deforestación y Degradación forestal (REDD+), con la aportación económica de los países desarrollados de 30.000 millones de dólares para la financiación temprana (2010-2012), así como el Fondo Climático Verde de Copenhague para apoyar diversos temas incluyendo proyectos REDD+.

Conferencia del Clima en Cancún

De cara a la Conferencia del Clima en Cancún, Teresa Ribera ha señalado que REDD+ se presenta como uno de los temas en los que el consenso entre países está más avanzado.

La Secretaria de Estado ha recordado que España desde hace años viene invirtiendo en diversos fondos como el Fondo de Biocarbono del Banco Mundial, la Facilidad del Partenariado de Carbono Forestal, el proyecto de Forma de capacitación para forestación y reforestación en los Mecanismo de Desarrollo Limpio en Latinoamérica, entre otros y ha destacado el compromiso de España de dedicar el 20% de los recursos de fase Stara (financiación temprana) a este sector, contribuyendo a consolidar las capacidades de los países en desarrollo en este ámbito.

Finalmente ha concluido indicando que la planificación y la buena gestión forestal es clave en la lucha contra el cambio climático, no sólo a escala local sino también claramente en el contexto internacional.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de