Por su parte, el coportavoz de la Coordinadora Verde y de Berdeak-Los Verdes Florent Marcellesi se hace eco de los informes de la OMS y de la prestigiosa revista médica The Lancet al indicar que “la peor parte de  un mal acuerdo en Copenhague se la llevarán los pueblos indígenas que  pueden verse obligados a desplazarse de sus tierras y verán incrementadas patologías infecciosas, cardiovasculares  y respiratorias. El cambio climático podría modificar la distribución geográfica de los vectores de las enfermedades, entre ellos los insectos que transmiten el paludismo y el dengue”.

El representante  de la Coordinadora Verde afirma que “el cambio climático impactará en la salud humana a través del paludismo, del cólera o de las canículas, pero muchos problemas sanitarios podrán evitarse o paliarse con decisiones adecuadas en la lucha contra el calentamiento del planeta”. Marcellesi añade que  “aumentará la malnutrición y sus efectos devastadores sobre la salud de los niños. Las oleadas de calor conllevarán más muertes, sobre todo entre las personas más ancianas y también sobre poblaciones indígenas de zonas que  poco han dañado el clima pero que sufrirán mucho sus efectos”.

A lo que hay que añadir que el cambio climático no es el único problema  por el que se ven afectadas estas de las poblaciones, dañadas ya por las continuas deforestaciones llevadas a cabo para el aprovechamiento maderero, la instauración de cultivos agrícolas o explotaciones ganaderas. Marcellesi también critica que las soluciones propuestas por los países del Norte en la lucha contra el cambio climático están muy lejos de los intereses de estos pueblos.

Ante esta realidad, la Coordinadora Verde se suma al trabajo del Grupo Verde en el Parlamento Europeo y exige un acuerdo valiente de reducción de emisiones en la próxima cumbre de Copenhague sobre cambio climático. Al igual que la Asociación Globalízate,  que lo pide también basándose en el informe “Diagnóstico de Copenhague”, en el que los climatólogos demuestran que las emisiones mundiales de CO2” provenientes de los combustibles fósiles en 2008 fueron casi un 40% más altas que en 1990, y que la subida del nivel del mar sobrepasa el 80% de las previsiones del IPCC.

Según esta Asociación los acuerdos de libre comercio promovidos por la Organización Mundial de Comercio son incompatibles con los que se alcancen en Copenhague.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de