Durante 2014 se esperan ciclones tropicales de mayor intensidad debido a la posible aparición en el verano del fenómeno climatológico denominado El Niño, justamente cuando la temporada de ciclones tropicales es más intensa en el Océano Pacífico.
 
Raúl Rivera Palacios, especialista del Servicio Meteorológico Nacional, explicó que El Niño es un incremento en las temperaturas del mar en el Océano Pacífico, principalmente en la zona ecuatorial, que llega a enviar eventualmente agua cálida cerca de las costas mexicanas.
 
No te pierdas la infografía: ¿En qué consiste el fenómeno de El Niño?
 
En entrevista, señaló que ese fenómeno en el Océano Pacífico favorece que los ciclones tropicales puedan tener una mayor intensidad, una mayor cantidad de agua caliente por la cual se mueven y, por supuesto, causa que estos duren mucho más tiempo a lo largo de su trayectoria.
 
El Niño en el Océano Pacífico tiene una respuesta totalmente adversa o negativa para los ciclones tropicales del Atlántico, porque provoca una reducción, los cuales contribuyen a la circulación de los vientos en la atmósfera y al déficit en las temperaturas, detalló.
 
Dicho fenómeno, añadió, integra al cambio climático y este, al igual que otros fenómenos climáticos, aporta a la presencia o el desarrollo de los ciclones tropicales. Sin embargo, El Niño es el que mayor repercusión y el que ha estado mejor estudiado para poder determinar cuáles son los efectos en los ciclones tropicales.
 
El Niño ocurre cada 2 o 7 años, dura unos cuantos meses y se prevé que en 2014 tenga hasta 50 por ciento de posibilidades de formación en el próximo verano, es decir, en la temporada más activa de ciclones tropicales en el Pacífico mexicano, insistió el experto.
 
En ese aspecto, Rivera Palacios recordó que el territorio mexicano es uno de los muy pocos países en el mundo que tiene ciclones tropicales en ambos litorales.  Informó que la temporada de ciclones tropicales 2014 inicia en el litoral del Pacífico mexicano el 15 de mayo próximo, mientras que en el Golfo de México y el Mar Caribe empezará el 1 de junio. Ambas temporadas se prevé que concluyan el 30 de noviembre próximo.
 
En las últimas 48 horas se observó que una posible formación ciclónica estuvo en posibilidades de desarrollo; no alcanzó a desarrollarse previo a la temporada de ciclones, pero tuvo hasta 50 por ciento de posibilidad de hacerlo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de