La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha presentado su primer informe anual sobre el estado del clima en España en 2019 con una conclusión clara: el calentamiento no solo no cesa sino que se está acelerando.

El incremento de temperatura ha sido de alrededor de 0.3ºC por década desde los años 60. El calentamiento resulta más importante en verano que en el resto de estaciones y es ligeramente superior al detectado para el conjunto de los continentes en el período 1850-2012.

El informe pone de manifiesto que 2019 fue muy cálido en España, con una temperatura media de 15.9ºC, 0.8ºC por encima del valor medio anual del periodo de referencia 1981-2010.

Se trató del sexto año más cálido tanto desde el comienzo de la serie en 1965, como de este siglo. Ocho de los diez años más cálidos desde 1965 se han producido en este siglo y cinco de los seis años más cálidos se han producido en esta última década. Es evidente el proceso acelerado de calentamiento del clima en España.

Olas de calor de gran intensidad en España

Tres fueron las olas de calor que se registraron durante el año pasado. De ellas, destaca la que aconteció entre el 26 de junio y el 1 de julio. En ella se superaron los 43ºC en puntos del nordeste peninsular y se batieron numerosos récords absolutos de temperatura máxima anual. Este hecho tiene pocos precedentes, pues la mayoría de las efemérides de temperatura máxima en España se habían producido hasta entonces en los meses de julio y agosto.

Menor disponibilidad de agua

Por otra parte, el informe también detalla que la precipitación media anual ha experimentado un moderado descenso en los últimos 50 años, a lo que se añade una demanda de evaporación cada vez mayor como consecuencia del aumento de temperaturas experimentado. Así, se dibuja actualmente un clima en España claramente más cálido y con menor disponibilidad de agua que en décadas pasadas.

Por estaciones, el trimestre invernal (diciembre de 2018 y enero y febrero de 2019) y la primavera climatológica (marzo, abril y mayo) fueron en España cálidos y secos. El verano climatológico (junio, julio y agosto) fue muy cálido en la zona central y oriental de la península y en Baleares; por el contrario, fue frío en zonas del tercio occidental peninsular. El trimestre otoñal (septiembre, octubre y noviembre) fue muy cálido y seco.

El clima en Europa y en el resto del mundo

El informe también analiza los hitos climáticos del pasado año más allá de nuestras fronteras. 2019 fue el segundo año más cálido a escala global, tan solo superado por 2016, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Tanto el último quinquenio, 2015-2019, como el último decenio, 2010-2019, han sido los más cálidos desde que hay registros. Además, desde los años 80, cada década es más cálida que la anterior.

El resultado es una temperatura media global que en 2019 superó en 1.1ºC a la del promedio 1850-1900, representativo de las condiciones preindustriales. Además, en Europa, 2019 fue el año natural más cálido desde que hay registros, desde 1979, con una temperatura media 1.2ºC superior a la del período de referencia 1981-2010.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/clima-en-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de