El calentamiento antropogénico aumentará la extensión del área quemada por los incendios en la Europa mediterránea.

Pero se podría reducir este crecimiento si el calentamiento global se limita a 1,5 ºC, según un estudio publicado en la revista Nature Communications, dirigido por investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) en colaboración con otras instituciones, como la Universidad de Murcia, la Universidad de Cantabria, el Instituto de Geociencias y Georrecursos (IGG) del Consejo Nacional de Investigación (CNR) italiano y la empresa predictiva Intelligent Data Solutions (Santander).

«Cuanto más alto sea el nivel de calentamiento, mayor será el riesgo», por ello, «el desarrollo de modelos clima-incendios es crucial para identificar acciones clave», insisten los autores.

«Para llegar a esta conclusión, hemos combinado proyecciones climáticas regionales con modelos empíricos que vinculan el área quemada durante el verano con factores climáticos clave», explica Marco Turco, investigador de la UB y primer autor del estudio.

«Estos resultados refuerzan la declaración del Acuerdo de París (2015), que apunta que limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ºC podría reducir de forma significativa los riesgos y los impactos del cambio climático», concluye el investigador.

Grandes incendios forestales

Las temporadas de incendios durante 2017 y 2018 han sido notablemente agudas en algunas regiones de Europa, con grandes incendios forestales en GreciaPortugal Suecia que han sido relacionados con sequías y olas de calor intensas. Estos fuegos han provocado pérdidas económicas, ecológicas e incluso víctimas mortales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de