Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres descubrieron que las polillas expuestas a temperaturas crecientes producen más huevos y registran una mejor supervivencia de las crías cuando la población tiene más machos que compiten por oportunidades de apareamiento (tres machos por cada hembra).

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, sugiere que la selección sexual puede proporcionar un amortiguador frente al cambio climático y aumentar las tasas de adaptación en un entorno cambiante. Esto podría mejorar la comprensión de cómo los entornos cambiantes podrían afectar a las especies animales tanto en sistemas naturales como agrícolas.

Cómo van a responder las poblaciones de animales al cambio climático

El estudiante de doctorado y autor principal de este trabajo, Jon Parrett, de la Facultad de Ciencias Biológicas y Químicas de Queen Mary, Reino Unido, señala: “El cambio climático está alterando los entornos en todo el mundo de varias maneras, con aumentos de temperatura de varios grados en muchos lugares. Es importante que comprendamos cómo responderán las poblaciones de animales a estos entornos cambiantes. Nuestro estudio es el primero en analizar cómo la selección sexual afecta a la capacidad de la población animal para responder a aumentos graduales de temperatura”.

“Descubrimos que las polillas tenían más probabilidades de tener éxito en entornos estresantes de aumento de la temperatura cuando había más machos compitiendo por oportunidades de apareamiento. Esto se debía a que los hombres que estaban mejor adaptados al nuevo entorno eran más propensos a aparearse, y estos padres exitosos transmitieron sus buenos genes a sus descendientes, ayudando a la supervivencia en el nuevo entorno”.

Se establecieron varias poblaciones de la polilla india de la harina Plodia interpunctella con una proporción sexual masculina sesgada de tres machos por cada hembra (fuerte competencia) o una proporción sexual femenina de un macho por cada tres hembras (competencia débil). Luego, el equipo aumentó gradualmente la temperatura a la que fueron criados en 2 grados centígrados cada dos generaciones.

Fuente: Europa Press, Periodista Digital,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de