Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

El cambio climático también se puede frenar en las ciudades. Esto es, al menos, lo que persigue el proyecto Bosques por Ciudades que dentro del Programa de Sostenibilidad Ambiental Urbana Ciudad 21 que ha puesto en marcha la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía.

El objetivo es mejorar los espacios verdes de estas localidades, pero también “evaluar su capacidad como sumidero de gases de efecto invernadero”, explica un portavoz de la consejería. Esto es: medir cuánto Co2 son capaces de capturar los parques urbanos de las ciudades.

Ciudades

Las primeras ciudades-termómetro que conocerán el potencial de frenar el calentamiento del clima de sus municipios serán Vejer de la Frontera, en Cádiz, La Carlota (Córdoba), Ogíjares (Granada), Punta Umbría (Huelva), Villacarrillo (Jaén), Álora (Málaga) y El Viso del Alcor (Sevilla) y Pulpí (Almería).

Universidad de Sevilla

El proyecto, en el que participa la Universidad de Sevilla, comenzará con la plantación de las especies autóctonas que mejor se adapten a cada ciudad. En este sentido, está prevista la plantación de unos 2.000 árboles (250 por cada municipio).

Los científicos esperan que la masa arbórea podrá fijar unas 2.000 toneladas de dióxido de carbono al añoO lo que es lo mismo: que cada  árbol sería capaz de absorber las emisiones que generen 339 coches al año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de