La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha informado que el 2014 fue el año más caluroso del que se tenga registro en la historia, un dato que confirma que el calentamiento global continúa.

Agregó que la agencia de la ONU prevé que el calentamiento de la Tierra continuará debido al incremento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera y al contenido calorífico de los océanos.

Alrededor del 93% del exceso de energía atrapado en la atmósfera por los gases de efecto invernadero procedentes de los combustibles fósiles y de otras actividades humanas acaba en los océanos. 

“En 2014 a un calor sin precedentes se sumaron lluvias torrenciales e inundaciones en muchos países y sequías en otros, como cabe esperar de un clima en evolución”, dijo Jarraud.

El titular de la OMM subrayó que es más necesario que nunca contar con servicios meteorológicos y climáticos fiables para aumentar la resistencia ante los desastres y ayudar a los países y las comunidades a adaptarse a un clima que cambia rápidamente y que, en muchos lugares, se ha vuelto menos clemente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de