Este diario ya informó hace unas semanas sobre las obras de ampliación que estaban teniendo lugar en el puerto gijonés de El Musel. Ecologistas en Acción ya mostró su descontento pidiendo que se “paralizaran las obras”, ya que la imagen para el turismo “se vería muy perjudicada”. Por su parte, el escritor e investigador, Marcelino Laureo Roa, presentó una denuncia formal calificando las obras como “un delito ecológico”.

En estos momentos, que el turismo se vea perjudicado por las obras ha pasado a un segundo plano, puesto que en el mes de junio murió un delfín y ahora se encuentra otro atrapado en la zona. Para los ecologistas, la muerte del delfín se debió “a las obras de ampliación del puerto”, mientras que la Autoridad Portuaria ha indicado que “el delfín llegó muerto por la acción de la marea”. El objetivo principal de los ecologistas es el “inmediato rescate del delfín que lleva meses atrapado”.

¿Cómo entraron en el cercado?

Debido a las obras de ampliación del puerto, en la zona existe un gran cercado de diques. Los delfines entran y salen de esta zona, “ya que es algo habitual en esta especie”, señalan los ecologistas. Sin embargo, tiene que haber una explicación para los dos cetáceos que quedaron atrapados en el cercado

“Posible dolencia”

Los ecologistas señalan que los expertos advierten que “las explosiones submarinas, las obras costeras y los sonar de los barcos están entre las causas que alteran la orientación de los cetáceos”. Por tanto, para los conservacionistas, esto puede explicar el porque los dos delfines se quedaron entre “el dique exterior y el muelle nuevo”, realizando “el mismo itinerario”, debido a  “las posibles dolencias que tuvieran”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de