El Director General de WWF, Jim Leape, se ha referido a este acuerdo diciendo: "El acuerdo confirma la necesidad vital de conservar la naturaleza como los cimientos de nuestra economía y nuestra sociedad”. Y añade: “Los gobiernos han enviado un mensaje contundente y claro: proteger la salud del planeta ha de tener un hueco importante en las políticas internacionales si queremos mantener la vida en la Tierra". Leape concluye su análisis: “Esperamos que este espíritu y determinación se extienda a otros foros, incluyendo el próximo encuentro sobre cambio climático en Cancún”.

Los avances más destacados para WWF:

1- El ABS se desatasca, por fin.

Los delegados han logrado superar el callejón sin salida en el que se había convertido el protocolo para el reparto equitativo de los beneficios que nos aporta la naturaleza (ABS) y que desde que la CBD se firmó, hace ahora 18 años, se había convertido en un obstáculo insalvable.

Según Jim Leape "Este protocolo es un logro histórico que debe asegurar que el inmenso valor de los recursos genéticos de la naturaleza será repartido de forma mucho más justa de lo que se venía haciendo hasta ahora"

2- No se ha conseguido la meta del 20% de áreas protegidas, pero sí se ha acordado poner fin a la sobrepesca y a los subsidios perversos para la biodiversidad

WWF lamenta que no se haya alcanzado el objetivo de proteger el 20% de los hábitats terrestres y tan sólo se haya acordado un modesto incremento del 12% actual, al 17%.

WWF reconoce que aunque se ha dado un paso importante al aumentar el incremento de las zonas protegidas actuales, se trata aún de una meta muy insuficiente ya que supone tan sólo la mitad de lo que los científicos recomiendan.

Con respecto a la biodiversidad marina, WWF celebra que se haya acordado un objetivo que ponga fin a la sobrepesca, así como proteger el 10% de todos los océanos y zonas costeras del mundo. 

WWF considera muy importante los acuerdos para reformar los subsidios perversos actuales que destruyen el medio ambiente. Así mismo, el nuevo plan requiere que los países aseguren que la biodiversidad será incorporada en sus presupuestos nacionales, algo vital según WWF para que la biodiversidad sea tenida en cuenta en las decisiones económicas

Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España ha declarado: “Pedimos a la nueva Ministra de Medio Ambiente que aplique estos acuerdos en España, donde la declaración de Áreas Marinas Protegidas está paralizada por los intereses pesqueros y donde los subsidios perversos a la pesca y la agricultura están en la raíz de la perdida de biodiversidad”.

3- La financiación económica, muy insuficiente.

WWF lamenta que a pesar de las declaraciones de intenciones, la mayoría de los países desarrollados no hayan sido capaces de seguir el ejemplo de Japón y comprometer los fondos necesarios para poner en marcha todos los objetivos, aunque sí se ha acordado la puesta en marcha de un plan, con fecha límite en 2012, para identificar los fondos necesarios.

Según Jim Leape "Aunque se ha conseguido un progreso significativo en muchos frentes, todavía hay mucho trabajo que realizar a la hora de mobilizar los recursos necesarios para alcanzar estos objetivos”. Y finaliza: “Ahora es crucial que los gobiernos se muevan rápido para convertir estas promesas en hechos concretos”. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de