En la actualidad, la FAO está desarrollando una propuesta de censo, que precisaría de la inclusión de una información básica: identificativo internacional de radio, número IMO (número de la Organización Marítima Internacional), estado de bandera, e información sobre el operador y armador de la embarcación.

Desde el año 2002, España viene defendiendo como una de las actuaciones imprescindibles para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal la creación de registro, de manera que se puedan identificar a los buques de manera inequívoca, garantizando la trazabilidad histórica del mismo.

Problemas actuales, como las diferentes normativas aplicadas por parte de los registros de las diferentes banderas, dificultades lingüísticas, buques “gemelos”, etc., podrán ser corregidas.

Así, el MAGRAMA aboga por instaurar la obligación de un Número Único de Identificación para cada buque. Es necesario recordar que ya en el año 2002 la Secretaría General de Pesca inició este trabajo de manera unilateral, consiguiendo establecer un censo de buques de terceros países (pesqueros y/o de transporte de productos de la pesca) que tienen acceso a puertos españoles.

En consecuencia, la Secretaría General de Pesca apoya firmemente esta medida iniciada en el seno de FAO y anima a todos los países que tengan buques en pesquerías de larga distancia a que se adhieran a la iniciativa como uno de los elementos fundamentales para aportar la transparencia necesaria en el ámbito de las actividades pesqueras.

Esta novedosa información permitirá ofrecer un seguimiento de todo barco cualquiera que sea el cambio en la titularidad o dirección de operador, armador, bandera, indicativo de radio o de número IMO, para garantizar la identificación fehaciente del buque, así como la transparencia y la seguridad en la trazabilidad de los productos de la pesca, tanto para el consumidor final como para el resto de agentes de la cadena alimentaria.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de