El pasado 28 de julio, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa y el ministro de Medio Ambiente, de Ordenación del Territorio y Desarrollo Regional de Portugal, firmaron un protocolo para la cesión de los linces.

Objetivos del programa

De esta forma, Portugal de compromete a crear en el plazo de tres años, un programa detallado en el que se decida al menos un área potencial de reintroducción de lince ibérico. Este programa será detallado por una comisión formada tanto por ambos gobiernos, como por las consejerías de Medio Ambiente de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura.

La Junta de Andalucía y el MARM, por su parte, entregarán el historial de todos los ejemplares cedidos, donde se incorporará toda la información que ocurra de aquí en adelante. El ministerio portugués, emitirá un informe anual sobre el estado de salud de los animales, su comportamiento y los experimentos realizados.

Animales reintroducidos

Los linces (Lynx pardinus) cedidos han sido criados en cautividad en España, “estando comprobado su buen estado y siendo capaces de adaptarse a vivir poco a poco en medio natural y reproducirse en cautividad o incluso en la propia naturaleza”, indicó la ministra española.

Las crías que se produzcan de estos individuos serán destinadas a la cría en cautividad o la posible reintroducción en el medio natural, tanto en España como en Portugal.

Esta no es la primera vez que ambos países firman un acuerdo como este, puesto que en octubre de 2004 hubo un memorando similar para el águila imperial. La ministra declaró durante la firma del convenio que “los animales no entienden de fronteras, y necesitamos trabajar en cooperación para recuperar el lince, de igual forma que lo hicimos anteriormente con el águila imperial”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de