Frente a una media de 42.111 hectáreas de superficie arbolada afectada, como media, por los incendios durante los últimos diez años, la superficie arbolada perjudicada por los siniestros en 2008 ha sido de 7.442 hectáreas, que corresponde a una disminución de un 82 por cirnto.

Las estadísticas de incendios forestales también muestran un descenso en el número de siniestros durante el presente año, representando un 42 por ciento menos que la media del último decenio.

Elena Espinosa ha explicado que, junto con las condiciones climatológicas de los últimos nueve meses, que han permitido la acumulación de humedad en el suelo y la vegetación hasta el mes de julio, y la ausencia de fuertes vientos, factores que han favorecido las labores preventivas, la política desarrollada en este campo por el MARM, en colaboración con las Administraciones implicadas, ha demostrado su efectividad durante esta campaña, con actuaciones que han cubierto las áreas de prevención, extinción, coordinación y planificación, incluyendo la cooperación internacional.

Entre las principales actuaciones de carácter preventivo, Elena Espinosa ha destacado las campañas de sensibilización e información, el trabajo de los 14 Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF), y las subvenciones concedidas con fines preventivos a las Comunidades Autónomas.

Dentro de las campañas de sensibilización e información la Ministra ha resaltado las dirigidas a la población rural, con actividades desarrolladas en 165 pueblos y otras que se llevaran a cabo durante el invierno en el norte de la península, así como las campañas escolares que han llegado a 1.743 centros de enseñanza de toda España.

MAYORES MEDIOS MATERIALES Y HUMANOS

También ha incidido Elena Espinosa en las actividades de carácter preventivo realizadas por los Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF), que han trabajado con los vecinos en 14 comarcas rurales desde noviembre de 2007 a abril de 2008, unos equipos que se incrementarán este mes pasando de 14 a 17, actuando en 8 Comunidades Autónomas.

En relación con las actuaciones de prevención Elena Espinosa también se ha referido a las actuaciones llevadas a cabo con subvenciones del MARM a las Comunidades Autónomas, especialmente para trabajos de silvicultura preventiva de incendios, y las destinadas al aprovechamiento de la biomasa forestal residual, con las que se ha conseguido, además de disminuir el riesgo de incendios, limpiar el monte, generar energía y dar empleo, fijando la población en las comarcas forestales.

En relación con la extinción de incendios, la Ministra ha informado sobre el despliegue de medios estatales de apoyo a las Comunidades Autónomas, realizado con 72 aeronaves, tres mas que en 2007, incluyendo los 19 aviones anfibios del Ministerio, medios que han operado desde 36 bases distribuidas por todo el territorio, realizando ese año un total de 3.642 horas de vuelo, frente a las 9.359 horas voladas en 2005, dato que demuestra también el descenso de incendios en el presente año.

El dispositivo, ha añadido Elena Espinosa, ha contado también con 4 aviones de coordinación y observación, que han recogido y enviado imágenes, en tiempo real, a las Centrales de Operaciones y a las Unidades Móviles que apoyan a los directores de extinción de los fuegos en el terreno.

También ha resaltado la Ministra la importante labor de apoyo a las Comunidades Autónomas realizada por las 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales helitransportadas, compuestas por más de 500 trabajadores especialmente seleccionados y entrenados, y el papel de las 11 unidades móviles de meteorología y transmisiones, dotadas de una estación meteorológica automática, así como de banda aérea y terrestre y de unidad de recepción de imágenes.

Elena Espinosa ha finalizado su intervención subrayando que, si bien el fuerte dispositivo de disuasión, prevención y extinción del conjunto de las Administraciones ha dado buenos resultados, permitiendo reducir la superficie quemada a cifras que no se registraban desde hace varias décadas, no se debe caer en un exceso de confianza, y se deben mantener, por tanto, las acciones de prevención y lucha contra los incendios forestales, e impulsar la coordinación entre las Administraciones competentes en la materia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de