Este viernes 31 de mayo, a las 12.30 horas, se presenta en Madrid, en la sede del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (plaza de San Juan de la Cruz s/nº) el Atlas de las aves en invierno en España (2007-2010), una obra que llena un vacío en el estudio de la avifauna española.

El conocimiento sobre las diferentes especies de aves que se presentan en España ha crecido en las últimas décadas, pero el esfuerzo para saber su distribución ha sido tradicionalmente mayor en primavera, coincidiendo con el periodo de reproducción. Hasta el momento existían dos atlas referentes a las aves reproductoras en España, pero no se había abordado el trabajo para conocer cómo se distribuyen en invierno, salvo en algunos precedentes de ámbito provincial o de comunidad autónoma.
 
El atlas que ahora se presenta ahora es fruto de un trabajo de campo sin precedentes llevado a cabo durante varias temporadas para conocer la abundancia y distribución de las aves en la temporada invernal. En sus 820 páginas, el atlas, que está ilustrado con dibujos de Juan Varela, ofrece datos actualizados sobre 407 especies, de ellas 238 abundantes, 76 escasas, 35 rarezas y 58 exóticas

La obra es una base de referencia para nuevos estudios ornitológicos y es una herramienta básica para la gestión de los espacios y la conservación de la biodiversidad en el territorio español. Hay que tener en cuenta que el reflejo de cambios en los patrones de distribución a corto y largo plazo permitirá valorar los posibles efectos del cambio global así como el de otros factores, como los cambios en el uso del suelo, la actividad agrícola o la presión humana.

El Atlas de las aves en invierno en España no hubiera sido posible sin la ayuda de más de 1.000 colaboradores de campo que llevaron a cabo un sistemático trabajo de prospección entre 2007 y 2010, realizando 120.317 recorridos a pie de equivalentes a 71.950 kilómetros andados o casi dos vueltas al globo. Se registró la presencia y abundancia de todas las especies de aves durante los meses del año considerados como ‘invierno’ según la biología de la mayoría de las aves (15 de noviembre-15 de febrero). Además, la obra incluye aportaciones de otros 1.600 colaboradores que participan en diversos programas de seguimiento de aves. En total, el atlas acumula conocimientos aportados por 2.600 ornitólogos.

Más información en: http://www.seo.org/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de