El director de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Ambiental (FIDA), Luis del Olmo, inauguró esta instalación y el Aula de la Naturaleza que se ha construido en Sevilla la Nueva.

Allí ha presenciado la suelta de cinco pollos. Este plan de recuperación del cernícalo primilla forma parte de las medidas compensatorias por el desdoblamiento de la carretera M-501. El primillar se ha construido en una antigua torre depósito de agua en desuso, situada en el casco urbano de la localidad. Allí se han instalado nidales en lo más alto de la torre, y en junio se han reintroducido los primeros 19 polluelos, a los que se han sumado otros cinco ejemplares.

Un aula de educación ambiental

Como novedad, este primillar se ha dotado con cámaras en el interior de algunos nidales que permiten emitir imágenes por Internet en tiempo real y así tener controlado en todo momento el proceso de reintroducción. En total, se han instalado cuatro cámaras externas -una en cada ventanal del primillar- y cuatro más para nidos en los ventanales. La estructura consta de una torre central de 8,5 metros de altura y un patio con una jaula anexa donde se depositan los cernícalos nodriza que sirven para atraer a otros ejemplares que circulan por la zona.

Junto al primillar se ha habilitado una pequeña aula de educación ambiental que tiene como elemento principal al cernícalo primilla. Para ello se ha tematizado este espacio con maquetas y decorados que reconstruyen una colonia de primillas, junto con otros elementos interactivos para que los jóvenes de esta localidad conozcan las aves que habitan la zona Suroeste de la región. Este proyecto ha contado con la colaboración de la Comunidad, el Parque Regional del Guadarrama, el Ayuntamiento del municipio y Grefa.

Cuatro construcciones rústicas

Con la inauguración del primillar de Sevilla la Nueva son ya cuatro las construcciones rústicas específicamente creadas para la reintroducción y formación de colonias de esta pequeña rapaz migratoria: Navas del Rey, Quijorna, y Navalcarnero. Los enclaves se han elegido teniendo en cuenta varios factores compatibles con la ecología de la especie, como su hábitat potencial, la disponibilidad de especies de presa o la presencia histórica de la especie en la zona.

El cernícalo primilla es un ave de paso que habita en zonas abiertas, frecuentemente cultivadas. Los cambios experimentados en la agricultura en los últimos tiempos han provocado una pérdida progresiva de su hábitat natural, y en consecuencia un importante descenso en la densidad de estos ortópteros. Por ello, la Comunidad incluyó al cernícalo primilla en su Catálogo Regional de Especies Amenazadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de