Sotos de la Albolafia

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, asistió hace un par de días a la liberación de 17 ejemplares, de los cuales 11 son aves y 6 erizos, en el monumento natural Sotos de la Albolafia, que previamente habían sido atendidas en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Los Villares, para su reintroducción en el medio natural. 

Se trata de seis cernícalos comunes, tres busardos ratoneros, dos cigüeñas blancas y seis erizos europeos que ingresaron en el CREA a lo largo del presente año procedentes de distintos puntos de la provincia de Córdoba, y que ya podían ser devueltos al medio natural. 

“El periodo estival en el que nos encontramos ocasiona que la mayoría de los casos de ingreso en el CREA de aves se relacionan con pollos caídos del nido durante el desarrollo reproductor. En cuanto a los erizos europeos, se trata de una hembra que ingresó junto a sus cinco crías lactantes, tras aparecer en el interior de un leñero que había utilizado como paridera. El lento desarrollo de las crías de esta especie ha requerido la permanencia junto a la madre hasta tener total capacidad de autonomía”, ha informado Algar

Como en ocasiones anteriores, esta liberación se ha producido en el citado Paraje Natural de los Sotos de la Albolafia, junto a la Torre de la Calahorra. El responsable de Medio Ambiente ha indicado que “con este acto se pretende concienciar a la ciudadanía cordobesa de la importancia de la reintroducción de los animales en su hábitat natural, así como de la convivencia con los seres humanos y la responsabilidad que eso conlleva”.

Asimismo, la liberación de estos animales ha sido posible gracias a la colaboración de la población cordobesa, a los Agentes de Medio Ambiente, los distintos puestos de la Guardia Civil, el Seprona y la Policía Local, a quienes el delegado ha agradecido su labor desinteresada y continua a favor de estas especies. “La colaboración ciudadana sigue siendo fundamental para la llegada de animales al CREA”, ha afirmado el delegado. 

Durante los primeros seis meses del año han llegado a las instalaciones del CREA de Los Villares 245 animales, de los cuales 229 fueron ingresados vivos y 16 muertos. De los animales ingresados vivos, 55 de ellos han sido totalmente recuperados y 90 se encuentran en fase de recuperación, mientras que 47 han fallecido, y 37 han sido animales con lesiones incompatibles con la vida y se han tenido que eutanasiar. La mayoría de los animales que llegan al CREA son aves. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de