En un acto celebrado ayer, Francisco Bella Galán, Alcalde de Almonte, y José Javier Fernández, delegado de SEO/BirdLife en Andalucía, han instalado en uno de los accesos por carretera a la localidad el panel que convierte a Almonte en municipio de la Red de Municipios por el Águila Imperial Ibérica, de manera que todos los visitantes podrán saber que la localidad está comprometida con la conservación de esta emblemática especie, única de los ecosistemas mediterráneos peninsulares y considerada en peligro de extinción.

Almonte, que es uno de los  municipios de Andalucía de mayor importancia para la especie, pues cuenta con unas 100.000 hectáreas de espacio protegido (incluidas en Parque Nacional de Doñana), se encuentra comprometido con la conservación de la biodiversidad, como muestra la adhesión a esta Red.La localidad es uno de los municipios con mayor responsabilidad en esta especie, ya que cuenta con 5 parejas reproductoras en su término.

Con esta adhesión, Andalucía cuenta ya con 12 municipios que se han sumado a la tarea de conservar la biodiversidad y el Patrimonio Natural.

La Red por el Águila Imperial cuenta ya con 70 municipios

Esta Red de Municipios por el Águila Imperial (MAI) se integra dentro de la gran Red de Custodia del Territorio del águila imperial ibérica, compuesta también por una  Red de propiedades y una de escuelas, contemplada en el Programa Alzando el vuelo para la conservación del águila imperial Ibérica que desarrolla SEO/BirdLife, federación que tiene como fin el estudio y la defensa de las aves, en colaboración con Adif, la FundaciónBiodiversidad y Obra Social Caja Madrid. Actualmente, el Programa Alzando el vuelo se encuentra en su segunda fase (2009-2012).

El objetivo principal de la Red MAI es involucrar a los municipios del área de distribución del águila imperial ibérica en la conservación de esta especie y su hábitat, dotándoles de herramientas para que puedan compatibilizar las políticas y actuaciones municipales con la conservación.Ya se han adherido a la Red más de 70 municipios, distribuidos en cinco comunidades autónomas: Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid.

Para Sara Cabezas, coordinadora del Programa Alzando el vuelo "la adhesión a la Red representa una oportunidad para los municipios de implicarse en la conservación de la biodiversidad y también es un distintivo de calidad y garantía de buenas prácticas de gestión de la administración más cercana a los ciudadanos en áreas como urbanismo, gestión del territorio, medio ambiente, educación, etc."

Los municipios integrantes de la Red se comprometen a tener en cuenta la conservación de la especie y su hábitat en las políticas municipales, así como a realizar una gestión compatible con este objetivo y fomentar que se realicen en las propiedades privadas situadas en el municipio. Además, se comprometen a colaborar en la sensibilización y educación de la ciudadanía acerca de la conservación de la biodiversidad y a promover la colaboración de las propiedades privadas del municipio en la conservación de la especie.

La pertenencia a esta Red, que está abierta a cualquier municipio que lo solicite, implica el reconocimiento del patrimonio natural como una riqueza; también permite a los ayuntamientos el acceso a la información y asesoría necesarias para hacer posible la conservación de la biodiversidad con las políticas y la gestión municipal. Por otra parte, la Red hace posible el intercambio de ideas, de experiencias, de búsqueda de soluciones a problemas comunes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de