Durante un operativo de control de carga y equipaje en el aeropuerto ecológico de Baltra, la Dirección del Parque Nacional Galápagos en coordinación con la Policía Nacional, descubrió un cargamento con aproximadamente 3 600 pepinos de mar que pretendían ser transportados vía aérea hasta la ciudad de Guayaquil.

El cargamento de pepinos de mar iba a ser trasladado en una de las líneas aéreas que opera en el archipiélago en tres cartones con un mismo destinatario. En el operativo se detuvo a una persona quien presumiblemente es el remitente del producto.

Luego de la retención en el aeropuerto de Baltra, se procedió con la cadena de custodia del producto, en donde se identificó que los pepinos de mar retenidos son de las especies Isostichopus fuscus e Isostichopus horrens.

El pepino de mar, es una especie protegida dentro de la Reserva Marina de Galápagos y actualmente se encuentra en período de veda, esto como parte de los mecanismos implementados por el Ministerio del Ambiente, a través de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, para conservar y proteger a estos especímenes, así como también su hábitat natural.

Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos señala que “la protección de especies en peligro de extinción o en estado de vulnerabilidad, es una prioridad para el Estado ecuatoriano, puesto que esta actividad garantiza la sostenibilidad de los recursos en beneficio de la comunidad de Galápagos”

Por su parte el Ministro de Ambiente, Daniel Ortega, manifestó que su administración mantendrá una lucha frontal contra el tráfico de especies protegidas a nivel nacional, respaldando la gestión que realiza la Dirección del Parque Nacional Galápagos en territorio insular.

La Dirección del Parque Nacional Galápagos iniciará las investigaciones para determinar y sancionar a los presuntos responsables del delito ambiental, quienes estarían atentando contra los derechos de la naturaleza establecidos en la Constitución.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de