Pérdida de biodiversidad

El estudio se sirve de los datos aportados por España a la secretaría del Convenio de Biodiversidad Biológica (CBD), encargada de la COP13, y concluye que el país no logrará poner freno a la pérdida de riqueza natural en el planeta en 2020. Este era el objetivo al que los Estados se habían comprometido en las denominadas Metas de Aichi, aprobadas en 2011 y ratificadas por España. 

Según este análisis, el progreso de España es insuficiente: de las 20 metas, sólo aprueba en las metas octava -relativa a la contaminación-; la undécima, sobre áreas naturales protegidas; la décimo séptima, que se refiere a la puesta en marcha de una estrategia de biodiversidad;  y la décimo novena, sobre conocimiento, ciencia y tecnología. En las otras 16 metas, el progreso del país es insuficiente.

La situación es aún más grave si se atiende al grado de ambición que se ha fijado España para lograr los objetivos fijados por la comunidad internacional. Solo en cinco de las Metas de Aichi, las intenciones del Ejecutivo son similares o superiores a las fijadas por el tratado internacional.

Las actuales tasas de degradación de la vida en el planeta pueden conducir a un punto de no retorno para conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas que la albergan. Las consecuencias de este fenómeno son impredecibles.

La pérdida de biodiversidad es visible en nuestros campos, nuestras montañas o humedales. Un excelente indicador de esta degradación son las aves, cuyas poblaciones en determinados hábitats es alarmante. Este fenómeno es especialmente significativo en medios agrarios y en las ciudades, los espacios en los que el ser humano convive con la naturaleza”, explica Juan Carlos Atienza, coordinador de Conservación de SEO/BirdLife.

Según Luis Suarez, Responsable del Programa de Biodiversidad de WWF España: "Proteger la biodiversidad es fundamental para tener unos ecosistemas saludables y vitales para la economía y bienestar de la sociedad. Por desgracia, esto no es una prioridad y nuestro país pierde biodiversidad a un ritmo acelerado sin que se pongan los medios ni las políticas necesarias para evitarlo". Y añade: "Es esencial y urgente que el Gobierno se tome en serio la pérdida de biodiversidad multiplicando los recursos para conservarla antes de que sea tarde y el impacto irreversible".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de