"Camille", el único oso que habita de manera continua en los montes del Valle de Roncal, en el Pirineo navarro, ha sido avistado y fotografiado por guardas forestales con notables síntomas de debilidad física.

Este plantígrado cuenta ya con 25 años, por lo que está cerca de la edad de máxima longevidad de la especie. Su pelaje muestra que en los cuartos traseros tiene una amplia superficie afectada por la sarna. La enfermedad, que le fue detectada hace año y medio, se ha agravado por la edad y la debilidad del animal para regenerar la piel afectada.

Los guardias temen por su vida. Y es que el hecho de que haya sido avistado durante el día indica que su estado le obliga a abandonar las cautelas propias de su especie para buscar comida.

Desde que se conoció su presencia, "Camille" había protagonizado ataques al ganado ovino que pasta en esa zona del Pirineo, pero en general se había comportado de manera esquiva y apenas había sido visto hasta ahora directamente por los habitantes de la zona.

En Pirineos viven una veintena de osos y en la zona más occidental son cuatro los ejemplares, todos machos, después de que un cazador matara en 2004 a "Canela", la única osa. Junto a Camille están "Aspe Oeste", "Neré" y "Canelito", éste hijo de la última osa pirenaica. De ellos, sólo "Camille" habita en el Pirineo navarro. En los limítrofes valles de Hecho y Ansó (Huesca) se ha registrado la presencia de "Aspe Oeste", cuyo hábitat incluye desde Ordesa hasta los altos de Larra (Navarra) y que podría ocupar el hueco que deje "Camille" en Roncal.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de