Esta mañana ha tenido lugar una reunión en la sede de la Secretaría General del Mar entre administraciones, sector pesquero y ONG, para la revisión del desarrollo del Plan de Recuperación del atún rojo durante la campaña de pesca de 2008. Durante la reunión WWF ha presentado la propuesta para la creación de un santuario de atún rojo en el Mediterráneo, propuesta que Oceana viene respaldando como una medida necesaria para la conservación de esta especie.

Este plan, adoptado en el seno de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT en inglés) en 2006, se fijó inicialmente con el objetivo de frenar el declive de esta especie, declarada en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, se ha demostrado completamente ineficaz para frenar la pesca ilegal, permite que se pesquen atunes inmaduros en determinadas pesquerías y fija cuotas para "recuperar" la especie que casi duplican las recomendaciones científicas para el mismo fin.

En el caso de la aplicación del plan en España, Oceana critica varios aspectos del desarrollo de la campaña de pesca 2008, como la ausencia de inspecciones en los puertos, ya que se han fijado horarios de descarga que no coinciden con los horarios de trabajo de los inspectores, que algunas pesquerías españolas puedan capturar atunes inmaduros, o que la cuota no capturada un año pueda ser recuperada al siguiente. Ricardo Aguilar, Director de investigación y proyectos de Oceana, afirma al respecto: "España no sólo es el país que ostenta una mayor cuota de capturas para esta especie, sino que además, empresas españolas son las principales beneficiarias de las capturas de otros países, un alto porcentaje de las cuales se efectúa de forma ilegal". Ricardo Aguilar ha concluido: "El Gobierno español ha de asumir su responsabilidad en la desaparición del atún rojo en el Mediterráneo, no sólo aplicando la normativa en vigor, sino defendiendo medidas drásticas que realmente garanticen la recuperación del stock de esta especie".

El Plan de recuperación del atún rojo será revisado en noviembre durante la reunión extraordinaria de ICCAT. Oceana considera ésta como una de las últimas oportunidades para la recuperación de la especie. Entre los cambios y medidas que propone la organización de conservación marina se incluye la prohibición de la pesca con cerco en el Mediterráneo, que se apliquen las tallas mínimas sin excepción, o que se reduzcan el número de autorizaciones de pesca a fin de que sean coherentes con las cuotas asignadas.

Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana para Europa, ha concluido: "Las principales medidas a adoptar en noviembre pasan por el cierre a la pesca industrial de cerco para la campaña de 2009 en el Mediterráneo, y la adopción de las recomendaciones científicas, que hasta el momento han sido completamente ignoradas. En el momento que estas medidas sean adoptadas, las partes contratantes de ICCAT podrán hablar con propiedad de un Plan de Recuperación real. Mientras tanto, la legislación vigente no deja de ser papel mojado".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de